Inicio / SALUD / Vivir en climas soleados podría proteger contra la esclerosis múltiple

Vivir en climas soleados podría proteger contra la esclerosis múltiple

Una nueva investigación sugiere que vivir en climas más soleados durante la juventud podría brindar protección contra la esclerosis múltiple décadas más tarde.

El principal factor serían los rayos ultravioleta B (UV-B) del sol, que ayudan al cuerpo a producir vitamina D, según los autores canadienses. En su estudio, observaron que tener niveles más bajos de vitamina D se asoció con un aumento en el riesgo de esclerosis múltiple (EM).

El hallazgo no es del todo nuevo, pues otros estudios han revelado tasas más bajas de EM en regiones más soleadas. Pero, “nuestro estudio fue más allá, al analizar la exposición a lo largo de la vida de una persona“, explicó Helen Tremlett, de la Universidad de Columbia Británica, en Vancouver, Canadá, y autora principal del estudio.

El equipo de Tremlett dio seguimiento al historial de 151 mujeres con EM que fueron diagnosticadas a una edad promedio de 40 años, y a 235 mujeres de edad similar sin EM. Las mujeres vivían en Estados Unidos y casi todas eran blancas.

Las mujeres que vivían en regiones más soleadas y tenían una mayor exposición a los rayos UV-B mostraron un 45 por ciento menos probabilidades de desarrollar EM que quienes vivían en regiones con menor exposición a los rayos UV-B, encontró el estudio.

La exposición solar durante la juventud fue clave: las mujeres que vivían en las regiones con los niveles más altos de exposición a UV-B entre las edades de 5 y 15 tenían un 51 por ciento menos probabilidades de desarrollar EM que aquellas con menor exposición a UV-B entre las edades de 5 y 15 , halló el grupo de Tremlett.

De forma similar, pasar más tiempo al aire libre en verano y durante la juventud se relacionó con tasas más bajas de EM décadas más tarde. Los resultados se publicaron recientemente en la revista Neurology.

“Nuestra investigación mostró que aquellas que sí desarrollaron EM también tuvieron una exposición reducida al sol o al aire libre más adelante en la vida, tanto en verano como en invierno, lo que podría tener consecuencias para la salud“, detalló Tremlett.

Aún así, la exposición a los rayos UV del sol también tiene un gran inconveniente: el cáncer de piel. La Sociedad Americana del Cáncer ha advertido durante mucho tiempo que el bronceado y la quemazón, principalmente, son una causa principal de formas potencialmente letales de la enfermedad, como el melanoma.

Con respecto al estudio de EM, un experto dijo que los hallazgos están en sintonía con las investigaciones previas.

“Aunque previamente se sabía que la ubicación geográfica durante la adolescencia estaba asociada al riesgo de EM, el estudio actual demuestra que la exposición al sol incluso más tarde en la vida afecta el riesgo de la enfermedad“, apuntó el doctor Asaff Harel, neurólogo del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York.

Sin embargo, Harel señaló que casi todo el grupo de estudio era blanco, por lo que “será interesante determinar si la misma relación se aplica en un estudio más multiétnico“.

 

Vía: Health Day News

 

Revisar tambien

IMSS Oaxaca clausura Feria de la Salud en Santa Cruz Zenzontepec

Más de 7 mil indígenas chatinos beneficiados con acciones de salud que lleva el IMSS ...