Inicio / EL MUNDO / Trump propone autorizar el uso de rosquillas y beicon como cebo para cazar osos en Alaska

Trump propone autorizar el uso de rosquillas y beicon como cebo para cazar osos en Alaska

La Administración de EE UU pretende permitir algunos métodos de caza prohibidos por Obama en 2015

El País/El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pretende que los cazadores en Alaska puedan atraer a los osos con beicon y rosquillas y usar lámparas para disparar a estos animales y a sus cachorros dentro de sus guaridas. Así lo recoge el plan que ha propuesto este martes la Administración de EE UU para revertir el reglamento adoptado en 2015 bajo el gobierno de Barack Obama. El expresidente prohibió entonces ciertos métodos de caza en Alaska como el uso de cebo con tocino para atraer y matar a los osos.

Se espera que esta regulación, publicada este martes en el Diario Oficial de Estados Unidos, entre en vigor definitivamente en dos meses tras ser autorizada por la administración republicana. Pero la propuesta ya ha generado las primeras protestas en el país. La Asociación de Conservación de Parques Nacionales ha calificado los métodos como “vergonzosos y poco éticos”. A su vez, los grupos ecologistas, que tachan la propuesta de “inhumana”, ya han anunciado protestas.

Por el contrario, la Asociación de Cazadores Profesionales de Alaska ha respaldado la medida, según informa la BBC. El nuevo plan, que se debatirá hasta el próximo 23 de julio, permitiría, entre otras prácticas, atrapar a lobos y a sus cachorros dentro de sus guaridas o el uso de perros para cazar osos negros.

Estos métodos que Trump pretende autorizar fueron prohibidos en 2015 por el Servicio de Parques Nacionales (NPS) bajo la administración de Obama. El NPS explicó entonces que se buscaba evitar la alteración de la dinámica natural de las presas depredadoras. No obstante, algunas de esas prácticas todavía se permiten en otras áreas del estado.

“El Estado afirma que las regulaciones de caza tienen la intención de proporcionar oportunidades para la captura de lobos, coyotes, osos y otras especies según lo solicitado por el público”, señala la nueva propuesta. Para el director en Alaska de la Asociación de Parques Nacionales, Kim Adams, “el estado está tratando de empoderar a los cazadores de la mayor cantidad de maneras posibles para reducir las poblaciones de depredadores”.

El NPS ha explicado que preparará una evaluación ambiental para determinar el impacto de la medida en la vida silvestre. Alaska alberga 22 millones de hectáreas de terrenos de parques nacionales, que representan el 65% de todo el sistema de parques de Estados Unidos.

No es la primera vez que la actual Administración estadounidense ha despertado la ira de las asociaciones de defensa de los animales. En noviembre de 2017, Trump autorizó a los cazadores la importación de trofeos de elefantes cazados en África.

Revisar tambien

Australia estudia reconocer a Jerusalén como capital de Israel

Los ministros Scott Morrison y Benjamin Netanyahu discutieron la posibilidad de trasladar la embajada australiana ...