Inicio / EL MUNDO / Todas las exprimeras damas de EE UU rechazan la separación de las familias migrantes en la frontera

Todas las exprimeras damas de EE UU rechazan la separación de las familias migrantes en la frontera

De izquierda a derecha, Hillary Clinton, Michelle Obama, Melania Trump, Rosalynn Carter y Laura Bush. AP

Rosalynn Carter fue la última esposa de un expresidente en criticar la política de ‘tolerancia cero’: “Es una vergüenza para nuestro país”

El País/No existe un recuerdo fresco de otra ocasión en que todas las exprimeras damas de Estados Unidos mostraran su rechazo a un tema tan político y polémico como lo está siendo la política migratoria del país. Por Twitter, en la prensa o a través de su portavoz, las cinco esposas de presidentes estadounidenses -tres demócratas y dos republicanas- han criticado la medida de “tolerancia cero” que separa a los niños de sus padres indocumentados cuando cruzan la frontera de EE UU. Incluso Melania Trump se pronunció el fin de semana -aunque con medias tintas- sobre la política impuesta por su esposo, quien este lunes volvió a culpar falsamente a los demócratas de la situación y afirmó: “No seremos un campo de refugiados”.

Las imágenes de menores en los centros y la difusión de unos audios con niños llorando tras separarse de sus padres han elevado la tensión sobre una práctica tachada de “abuso infantil” por las Naciones Unidas. Rosalynn Carter, primera dama entre 1977 y 1981, era la única que el lunes no se había pronunciado sobre el tema. Publicó una declaración donde afirmaba que quitar a los niños del cuidado de sus padres en la frontera con México era algo “vergonzoso y una vergüenza para el país”. Además, compartió que durante el mandato de su esposo, el demócrata Jimmy Carter, había tenido la oportunidad de visitar Tailandia y ser testigo del trauma que significaba para los refugiados camboyanos estar separados de sus familias.

Laura Bush, que como maestra se dedicó en la Casa Blanca a trabajar por la educación de los niños entre 2001 y 2009, publicó este domingo una columna de opinión en The Washington Post sobre la ley migratoria. La esposa de George W. Bush, republicano, comparó las tiendas donde encierran a los menores con los campos de reclusión de los japoneses y estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial, “uno de los capítulos más vergonzosos de la historia de Estados Unidos”. Cuando compartió su texto este lunes en Twitter escribió: “Vivo en un estado fronterizo. Aprecio la necesidad de reforzar y proteger nuestras fronteras internacionales, pero esta política de ‘tolerancia cero’ es cruel. Es inmoral. Y rompe mi corazón”. Michelle Obama retuiteó el post y agregó que “a veces la verdad trasciende el partido”.

La excandidata presidencial y exprimera dama, Hillary Clinton, también se refirió a la polémica este lunes. La demócrata sostuvo en Nueva York que la medida es una “crisis moral y humanitaria”. Agregó que ella advirtió durante la campaña de 2016 que la política migratoria de Trump podría desencadenar en esto. Y sobre las declaraciones del secretario de Justicia, Jeff Sessions, quien defendió la práctica citando la Biblia, Clinton aclaró: “Jesucristo dice que los niños no sufran”.

La actual primera dama sorprendió el domingo al romper su habitual silencio y además para pronunciarse por uno de los temas más controvertidos que asedian la Administración de su marido. Aunque no fue en sus palabras, la portavoz afirmó a través de un comunicado que Melania Trump “cree que necesitamos ser un país que respeta las leyes, pero también un país que gobierna con corazón”. Y agregó que “odia ver niños separados de sus familias y espera que ambos lados puedan finalmente unirse para lograr una reforma migratoria exitosa”.

Revisar tambien

Marruecos inaugura primer tren de alta velocidad de África

La línea ferroviaria une las ciudades marroquíes de Tánger, norte, y Casablanca, las dos principales ...