Inicio / TECNOLOGÍA / Investigación identifica anomalías químicas cerebrales en etapas más tempranas de la psicosis

Investigación identifica anomalías químicas cerebrales en etapas más tempranas de la psicosis

Un nuevo estudio concretado en jóvenes que experimentaron un primer episodio de psicosis reporta un aumento en los niveles de los químicos cerebrales glutamato y glicina. La investigación, publicada en la revista Biological Psychiatry y dirigida por el doctor Dost Öngür, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, proporciona la primera medición realizada hasta el momento de los niveles de glicina en pacientes con trastornos psicóticos.

Se cree que la actividad cerebral anormal en los trastornos psicóticos, como la esquizofrenia y el trastorno bipolar, proviene en parte de la función deteriorada del receptor NMDA. El glutamato y la glicina activan el receptor, que es un mediador importante de la señalización cerebral para procesos como el aprendizaje y la memoria. Según el doctor Öngür, el descubrimiento podría servir como un marcador para el desarrollo de tratamientos futuros dirigidos a restaurar la función de los receptores NMDA.

Antes, detectar la glicina en el cerebro humano de manera confiable implicaba muchas dificultades —resultando casi imposible— debido a las técnicas convencionales, pues una señal superpuesta interfiere con su detección. Pero el primer autor del estudio, el doctor Sang-Young Kim, junto con sus colegas, aplicó un nuevo método basado en la técnica de imágenes cerebrales denominada espectroscopia de resonancia magnética nuclear (RMN) para suprimir la señal de interferencia y revelar la señal de glicina oculta.

Los niveles de glicina fueron mayores en 46 pacientes que tuvieron un primer episodio de psicosis, en comparación con 50 participantes sanos. “Nuestros hallazgos sugieren que las anomalías de la glicina pueden jugar un papel en las primeras fases de los trastornos psicóticos“, apuntó Öngür. Los investigadores también midieron el aumento de los niveles de glutamato en los pacientes, datos respaldados por la fuerte evidencia sobre el incremento de glutamato reportada en otros estudios referentes a un primer episodio de psicosis. Las elevaciones de glutamato y glicina indican que los receptores NMDA reciben una estimulación anormal en los trastornos psicóticos.

El aumento en el nivel de glicina fue lo opuesto a lo que los autores esperaban encontrar; esto porque los investigadores de hecho han intentado aumentar los niveles de glicina en los pacientes para compensar los receptores de NMDA con desempeño pobre. Los hallazgos, que revelan niveles más altos de glicina en etapas tenmpranas de la enfermedad, podrían ayudar a explicar por qué la suplementación con dicha sustancia no ha funcionado tan bien como esperaban los científicos.

“Este estudio apoya la noción de diferentes fases de desarrollo en la biología de la esquizofrenia. Estas fases pueden requerir tratamientos algo diferentes“, subrayó el doctor John Krystal, editor de Biological Psychiatry.

 

Revisar tambien

¡Bayonetta 3 es oficial! Llegará en exclusiva a Switch y se confirma la llegada de Bayonetta 1 y 2

Tras unas pistas que dejaban poco margen a la imaginación, Nintendo aprovechó los The Game ...