Inicio / EL MUNDO / Rusia podrá declarar “agente extranjero” a periodistas y blogueros que reciben dinero de fuera

Rusia podrá declarar “agente extranjero” a periodistas y blogueros que reciben dinero de fuera

El pasado otoño, una ley aplicó por primera vez el calificativo a los medios de comunicación

Rusia podrá declarar y etiquetar como “agente extranjero” a cualquier persona física que difunda información en los medios por el solo hecho de recibir recursos o propiedades desde el exterior del país. Así lo establece una ley aprobada en primera lectura este viernes por la Duma Estatal (cámara baja del Parlamento). La legislación complementa y amplía el alcance de otra ley promulgada el pasado otoño, que aplicó por primera vez el calificativo de “agentes extranjeros” a los medios de comunicación (es decir entidades jurídicas), si son financiados o reciben propiedades del exterior, cualquiera que sea su procedencia (tanto estatales como de organizaciones o de personas físicas y sus representantes). Por razones históricas, en Rusia el término “agente extranjero” se asocia con actividades de espionaje.

En la legislación rusa postsoviética el concepto de “agente extranjero” se introdujo en 2012, al calor de las manifestaciones de protesta por las irregularidades electorales, para designar las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) con financiación internacional. Rusia obligó a estas ONG a inscribirse en un registro especial del Ministerio de Justicia (donde a fines de 2017 había 88 entidades) y las sometió a un régimen jurídico y fiscal más severo que el de instituciones análogas financiadas solo con recursos rusos.

Al ampliar el concepto de “agentes extranjeros” a los medios de comunicación, los legisladores argumentaron que se trataba de una respuesta específica a la administración norteamericana por haber obligado al canal de televisión estatal ruso RT en EE UU a registrarse de acuerdo con una legislación que data de los años treinta.

Aunque los representantes rusos insistieron en que Moscú se limitaba a responder a Washington, lo cierto es que las dos iniciativas legislativas que afectan a los medios y a los periodistas evitan mencionar a EE UU y se refieren al “extranjero” en general por oposición a lo “ruso”. Este enunciado permite aplicar las nuevas leyes a cualquier medio o informador vinculado económica o materialmente con el extranjero, incluidos los blogueros. A favor de la ley votaron el viernes 333 diputados, uno se abstuvo y otro votó en contra en una cámara de 450, dominada por el partido gubernamental Rusia Unida.

Se habían opuesto a la iniciativa los miembros del Partido Liberal Democrático (populista) de Vladímir Zhirinovski y los comunistas del PCFR. Andréi Svintsov, del partido de Zhirinovski, dijo que la ley es demasiado vaga y vaticinó que las decisiones sobre quién es un agente extranjero y quién no la tomarán los funcionarios desde sus despachos. En teoría, dijo, podrán ser etiquetados como tales los blogueros rusos que intervienen en Vkontakt, Facebook y Twitter y que reciben ayuda de sus parientes residentes en el extranjero, por ejemplo en Alemania, donde hay un millón de compatriotas, según el diputado Oleg Shein.

Los “agentes extranjeros”, tanto físicos como jurídicos, estarán obligados a “marcar” su producción , de modo que este estatus aparezca visible en toda la difusión de su labor, en prensa escrita, televisión, páginas de web o redes sociales. En caso de no marcarla, podrán ser sancionados y bloqueados.

El 5 de diciembre, la legislación sobre “agentes extranjeros” en el campo de la comunicación fue aplicada por primera vez por el Ministerio de Justicia ruso, que registró como tales a nueve medios vinculados todos ellos con la Voz de América y Radio Libertad (financiados por la administración norteamericana).

En vísperas de las elecciones presidenciales del 18 de marzo, la administración tiene prisa y la Duma se ha dado de plazo hasta el 16 de enero para presentar enmiendas a la ley, que, tras una segunda y tercera aprobación, deberá pasar al Consejo de la Federación (la cámara alta) y ser firmada por el presidente. La nueva legislación podría ser utilizada para “etiquetar” el corrosivo blog de Alexéi Navalni, el político de oposición al que no se ha permitido participar en la campaña electoral, en caso de haber recibido transferencias internacionales.

Reunido con directores de medios de comunicación, Vladímir Putin, opinó el jueves que EE UU apoya a Navalni y se inmiscuye así en los asuntos de Rusia. El presidente calificó a Navalni como “ese personaje”, ya que jamás pronuncia en público el nombre del político de oposición.

Este mes, por primera vez, un tribunal de San Petersburgo ha dictado sentencia de disolución contra un sindicato (Sindicato Interregional “Asociación Obrera”) por cumplir la función de “agente extranjero”. El sindicato en cuestión tenía varios miles de afiliados y operaba en el sector del automóvil. Además del concepto de “agente extranjero”, en la legislación rusa se introdujo el de “organización indeseable”, a la que se puede vetar y expulsar.

Revisar tambien

“Depravación humana” en la casa de los horrores de California

Los 13 niños secuestrados por sus padres dormían por el día, se bañaban una vez ...