Inicio / SALUD / Quimioterapia extendida aumenta supervivencia en niños con forma rara de cáncer

Quimioterapia extendida aumenta supervivencia en niños con forma rara de cáncer

Los niños que padecen rabdomiosarcoma, un cáncer raro del tejido muscular, podrían tener mejores posibilidades de curarse si reciben quimioterapia extendida, según encuentra un estudio preliminar reciente.

En un ensayo clínico de fase 3, la adición de seis meses de quimioterapia de mantenimiento con dosis bajas después del tratamiento inicial extendió la tasa de supervivencia a cinco años del 74 al 87 por ciento, hallaron los investigadores.

Los niños con rabdomiosarcoma que han sobrevivido durante cinco años están esencialmente curados, porque las probabilidades de que el cáncer vuelva a aparecer son muy bajas, explicaron los autores.

“Hemos tratado el rabdomiosarcoma de la misma manera durante más de 30 años, y aunque se han probado diferentes enfoques, este es el primer ensayo aleatorizado en rabdomiosarcoma que muestra mejores resultados“, señaló el doctor Gianni Bisogno, autor del estudio y profesor en el Hospital Universitario de Padua en Italia.

Los hallazgos se presentarán el domingo próximo durante la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), en Chicago.

Usar los fármacos existentes de nuevas maneras crea un nuevo estándar de cuidado, y eso puede ayudar a los niños y adultos jóvenes a vivir más tiempo, con menos riesgo de que su cáncer regrese, apuntó Bisogno.

El rabdomiosarcoma comienza en los músculos y puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo. Se encuentra con mayor frecuencia en la cabeza, el cuello, la pelvis y el abdomen. Asimismo, representa el 4 por ciento de todos los cánceres infantiles: alrededor de 350 casos son diagnosticados cada año tan solo en Estados Unidos.

La mayoría de los niños (el 80 por ciento) puede curarse con altas dosis de quimioterapia, radioterapia y cirugía. Sin embargo, en los niños donde el cáncer se diseminó o reapareció después del tratamiento inicial, solo entre el 20 y el 30 por ciento pueden curarse, dijeron los investigadores.

Para el ensayo, Bisogno y sus colegas seleccionaron aleatoriamente a 371 niños para que no recibieran ningún tratamiento adicional después de la terapia inicial o para que recibieran seis meses de terapia de mantenimiento con dosis bajas de dos medicamentos de quimioterapia.

La supervivencia libre de enfermedad a cinco años fue del 69 por ciento para los niños que solo recibieron la terapia inicial y del 78 por ciento para los tratados con quimioterapia extendida.

El efecto secundario más común en los que recibieron quimioterapia extendida fue el bajo recuento de células sanguíneas, que generalmente fue leve. Los incidentes de otros efectos secundarios como la fiebre fueron bajos, y los efectos secundarios neurológicos desaparecieron después de finalizado el tratamiento. Sin embargo, los efectos secundarios a largo plazo todavía son posibles, por lo que se les está dando seguimiento a estos pacientes, detallaron los científicos.

Los autores del estudio dijeron que los hallazgos han cambiado el estándar de atención en Europa. Pero debido a que el estándar de cuidado es diferente en Estados Unidos, se necesitan más estudios para comprender cómo integrar la terapia de mantenimiento en los tratamientos existentes.

“Al mantener la presión sobre este cáncer durante más tiempo con la terapia de mantenimiento, estamos otorgando a los pacientes dos victorias: aumentamos las tasas de curación al prevenir las recaídas y lo hacemos con pocos efectos secundarios graves. Después de tres décadas de investigación, este descubrimiento demuestra que continuaremos innovando el tratamiento, sin importar cuánto tiempo tome“, destacó el doctor Warren Chow, portavoz de la ASCO.

 

Vía: Health Day News

Revisar tambien

Por discriminación, enfermos mentales evitan atenderse

El estigma es una de las principales razones por las que personas con enfermedades mentales, ...