Inicio / DEPORTES / Puyol se despide del Barcelona después de casi 20 años

Puyol se despide del Barcelona después de casi 20 años

Carles-Puyol

El futbolista español Carles Puyol dijo este jueves adiós al Barcelona después de casi 20 años en el club en un emotivo acto en el Camp Nou, donde estuvo arropado por familia, dirigentes, entrenadores y compañeros.

La botella de agua que el club dispuso al lado de su micrófono en el auditorio 1899 se le quedó pequeña al capitán azulgrana, que recurrió casi compulsivamente a ella para contener la emoción en su adiós al club en el que ha desarrollado toda su carrera deportiva, desde 1995.

A Puyol, que siempre destacó por su coraje, le costó lidiar con las emociones de la despedida. Se le entrecortó la voz y tuvo que detener su discurso para tragar saliva y poder seguir adelante con el relato de una vida en azulgrana y de un adiós precipitado por culpa del cartílago de una rodilla que apenas le dejó jugar esta temporada.

Tampoco lo hará este sábado, según él mismo anunció, en el partido contra el Atlético de Madrid que decidirá una Liga que, cree, aún puede ser del Barcelona.

Demasiadas personas queridas, demasiados elogios, como para no ceder a la emoción y seguir siendo el hombre de hierro que siempre pareció en la cancha.

Nadie quiso perderse lo que el club calificó como «un momento histórico». Ahí estaban su familia, sus compañeros de equipo y todo el cuerpo técnico encabezado por el entrenador Gerardo Martino. Los presidentes del club que coincidieron con Puyol, excepto el recién dimitido Sandro Rosell.

También, ex compañeros y ex rivales como Demetrio Albertini y Fernando Hierro, y ex entrenadores como Johan Cruyff, que se fundió en un cariñoso abrazo con Iván de la Peña, José Antonio Camacho y Jordi Roura.

Todos escucharon decir a Puyol, con la voz temblorosa, que su rodilla le obliga a irse y que su recuperación «para poder hacer una vida activa» será a partir de ahora su prioridad.

El fútbol profesional se acabó para el defensa de 36 años, aunque Puyol evitara decirlo de manera rotunda.

«Aunque el Milan siempre ha cogido a gente veterana, no creo que me coja a mí, se me pasó el arroz (el tiempo)», contestó Puyol, en tono ya jocoso, a un periodista italiano cuando le preguntó por la posibilidad de recalar en el club milanés.

«Ahora quiero recuperar la rodilla, que me ha castigado mucho este año, y luego plantearme qué quiero hacer», aseguró Puyol. «No es una decisión sólo mía sino de mi pareja también; buscaremos lo mejor para los dos», añadió.

«Quiero formarme para lo que más me guste y entrenador no es lo que más me gusta, quizá sí estar en otras áreas del club si puede ser, si no hay otras cosas en la vida», prosiguió el defensa del Barcelona, que prefirió no desvelar la propuesta que ya le ha hecho la directiva.

Tan poco le atrae la idea de entrenar a Puyol que ni siquiera se conmovió con la propuesta lanzada, de manera inesperada, por Xavi en el elogioso discurso que le dirigió en nombre de todos sus compañeros presentes y pasados.

«Sería un gran honor compartir algún proyecto contigo ligado al club de nuestra vida», le confesó Xavi. El centrocampista azulgrana recordó como la mejor lección recibida de Puyol el gesto que tuvo con Éric Abidal en la final de la Liga de Campeones de Wembley. Era el tercer título continental para Puyol y éste decidió ceder el honor de levantarlo como capitán al defensa francés, afectado de un cáncer.

«Nunca olvidaré esa lección. ¡Gracias, fakir!», le dijo Xavi.

«Ése es el momento más emotivo y el que me quedaría de toda mi carrera porque Abidal fue un ejemplo para todos nosotros», aseguró Puyol, ganador además de seis Ligas y dos Copas del rey, entre otros títulos, con el Barcelona.

Puyol, que no pudo contener las lágrimas tras contemplar un video en el que ex compañeros, ex trenadores y compañeros actuales elogiaron su figura, tuvo palabras de agradecimiento para todos, también para la Federación Española y, especialmente para Van Gaal, el técnico que le subió al primer equipo, y para Gerardo Martino.

«Si he sido cariñoso con el mister, es porque se lo merece», aseguró Puyol. «Me duele muchísimo lo que ha pasado esta temporada porque no he podido jugar lo que me habría gustado, cuando él confió en mí pensando que estaría bien», prosiguió. «Las cosas no han salido como esperábamos, pero él siempre ha estado a mi lado, apoyándome», abundó sobre Martino, que le escuchaba unas filas más allá.

Por el técnico argentino, confesó Puyol, desea que sus compañeros conquisten la Liga este sábado ante el Atlético.

«Ha sido una temporada muy dura no sólo por lo deportivo sino por lo extradeportivo también, que es lo más importante. El mister se la merece más que nadie porque ha sido un ejemplo para todos y también me gustaría dedicársela a Tito (Vilanova)», confesó Puyol, tras asegurar que éste es un «fin de ciclo» para él y para el meta Víctor Valdés, «pero no para el equipo, que aún es joven».

Y, casi a la carrera, entre los vítores de sus compañeros, Puyol abandonó la sala y la capitanía del Barcelona para dejarla «en muy buenas manos».

Revisar tambien

Guerreros de Oaxaca se lleva la serie ante Bravos

Oaxaca.-Guerreros y Bravos dividieron triunfos en de la doble cartelera dominical, el primero se lo ...