Inicio / ESPECTÁCULOS / Muere Hugh Hefner: el jefe del imperio “Playboy”

Muere Hugh Hefner: el jefe del imperio “Playboy”

Tristes noticias nos llegan desde Estados Unidos: como informan los medios de comunicación, uno de los personajes más escandalosos de nuestros tiempos, el fundador de la famosa revista para adultos “Playboy”, Hugh Hefner, falleció ayer, por causas naturales, a la edad de 91 años, en su mansión de Los Ángeles. La empresa Playboy Enterprises ha sido la primera en hacer pública la información sobre su deceso. Puesto que durante la mayor parte de su vida fue considerado una leyenda, queremos acercarte algunos de los detalles de su biografía.

Procedencia y recuerdos de la infancia

Hefner, conocido generalmente bajo el apodo de “Hef”, nació en el año 1926 en Chicago, en una conservadora familia de metodistas. Su madre fue sueca, y su padre tenía raíces alemanas e inglesas. Como recordaba el magnate, su crianza jugó un papel importante en formarlo como persona. “El conservadurismo de mi familia, hasta cierto punto, me hizo quien soy hoy en día. En mi casa no se tomaba alcohol, no se hablaba sobre sexo. Creo que desde el principio me daba cuenta de cuán lleno de hipocresía estaba todo eso”, explicaba.

Formación universitaria y trabajos anteriores

Después de terminar el instituto, durante la segunda guerra mundial, Hefner obtuvo un empleo en un periódico militar. Se matriculó en la Universidad de Illinois, donde terminó la carrera de psicología. Sus excelentes resultados le permitieron finalizar los estudios mucho más rápido que sus compañeros del curso. Antes de hacerse mundialmente conocido como fundador de la revista llena de “conejitas”, se ganaba la vida como dibujante y redactor en “Esquire”. El año 1953 cambió no solamente su vida, sino también la historia del mundo.

Creación de “Playboy”

Fue entonces cuando Hefner se animó a publicar el primer número de “Playboy” que tuvo su principio en la cocina del precursor. Curiosamente, en su portada no había ninguna fecha, ya que no se sabía si iban a publicarse las ediciones siguientes. Su primer ejemplar salio con nada mas y nada menos que con Marilyn Monroe fotografiada todavía antes de hacerse famosa en Hollywood. Como era de esperar, se vendieron 50 mil ejemplares de la revista. La cumbre de su popularidad supuso la década de los 70.

Relaciones, matrimonios y herederos

En 1971 creó la famosa mansión de Los Ángeles, donde vivió con sus “conejitas” hasta el fin de sus días. A pesar de que “Hef” presumía de haber entablado relaciones sentimentales con más de mil mujeres, aseguraba que nunca había engañado a ninguna de sus esposas. Se casó tres veces y su última señora, Crystal Harris, era 60 años menor que él. Tuvo tres hijos (David (62), Marston (27) y Cooper (26)) y una hija (Christie (64)). El menor de sus descendientes acaba de publicar un enunciado relacionado con su fallecimiento.

Único por muchas razones

En él podemos leer: “Mi padre tuvo una vida extraordinaria. Fue pionero de los medios y la cultura popular, y una voz principal en el debate sobre las cuestiones socioculturales más relevantes de nuestra época: la libertad de expresión, los derechos humanos, y la libertad sexual.” Sus palabras no son para nada exageradas: nadie más nadie más organizaba unas fiestas tan grandiosas y llenas de pompa como las que se hacían en la casa de Hugh, y nadie influyó en la cultura de la misma manera que él.organizaba unas fiestas tan grandiosas y llenas de pompa como las que se hacían en la casa de Hugh, y nadie influyó en la cultura de la misma manera que él.

Fiestas y secretos

Al saltar a la fama gracias a su valentía y creatividad, Hefner comenzó a organizar eventos que, incluso hoy en día, siguen recordados con suma nostalgia por las estrellas más brillantes de Hollywood. En la impresionante residencia que mandó edificar en Los Ángeles solía hospedar los astros más importantes de cine y de la música (entre ellos cabe destacar a Jack Nicholson, Warren Beaty, Kirk Douglas y James Caan) y un sinfín de mujeres bellas y vestidas como conejitas, de las cuales algunas se terminaban convirtiendo en las novias del anfitrión.

A pesar de las controversias que causaba la vida y obra de Hefner, muchos opinaban que era un hombre excepcional por varias razones. Su estilo de vida y logros sirvieron de inspiración para crear un videojuego (“Playboy: The Mansion”) y varios programas de televisión. El jefe de la más destacada revista para adultos fue también propietario de una cadena privada de TV, y una página web. En estos momentos miles de personas rinden el homenaje al difunto empresario al que recuerdan sobre todo como un ícono de la libertad de prensa. Descanse en paz.

Revisar tambien

La moneda paralela de las milicias armadas chavistas

Los grupos parapoliciales conocidos como ‘colectivos’ imponen su autogobierno en distintas zonas de Venezuela por ...