Inicio / NACIONAL / Llueven críticas al Gobierno tras pedir ayuda por sismo

Llueven críticas al Gobierno tras pedir ayuda por sismo

Presidencia pide lonas, casas de campaña y colchonetas para los damnificados y los ciudadanos lo tachan de hipocresía

Por segunda ocasión, en México queda marcado el 19 de septiembre, en especial por la solidaridad entre los nacionales y extranjeros. El pueblo se unió para rescatar a más de 50 personas con vida y removido y retirado toneladas de escombros.

Así, el país conoció nuevamente la solidaridad. Todavía hoy, a nueve días del sismo que ha dejado en total 343 fallecidos, hay quienes no descansan, no paran de buscar y de encontrar, de dejar el alma levantando escombros, buscando cuerpos, cuidando mascotas perdidas, y quienes siguen aquí brindando ayuda.

Entre todo esto, lo que más ha resaltado es la organización ciudadana sin necesidad del Gobierno. El apoyo ha estado presente hasta en las redes sociales y, aunque militares y unidades de Protección Civil están ayudando, el mayor trabajo lo están haciendo los mismos habitantes de la ciudad.

Por esto, cuando el Gobierno anunció su plan de ayuda e inició una campaña en redes sociales para alentar a la sociedad a seguir ayudando, las críticas no se hicieron esperar.

Este miércoles, el Presidente Enrique Peña Nieto anunció que para comenzar con la reconstrucción de viviendas, escuelas e inmuebles catalogados como patrimonio histórico y cultural que fueron dañados por sismos de este mes, se necesitarían al menos 37 mil millones de pesos .

En una evaluación preliminar, anunció el Mandatario, se requerirán 10 mil millones de pesos para atender afectaciones en viviendas, otros 13 mil millones de pesos para las escuelas dañadas y ocho mil millones de pesos más para el patrimonio cultural dañado.

Además, el Gobierno anunció el fideicomiso “Fuerza México”, a través del cual se coordinarán y direccionarán los recursos que empresarios agrupen para la reconstrucción en Ciudad de México, Oaxaca, Morelos, Puebla, Chiapas, Estado de México y Guerrero.

Y en sus redes sociales, solicitó materiales para esta etapa de reconstrucción.

 

Las respuestas a este tuit iban cargadas de frustración e incredulidad. “Tenga tantita, solo tantita madre!! No pudieron dar ni un rotomartillo, o cortadora de cemento para el rescate y todavía piden cooperación?”, escribió una usuaria, mientras que otro contestó: “Insólito, que el gobierno pida lonas y cobijas tan jodidos estamos? Cuanto se gastó en los comerciales del presidente? Para eso sí hay dinero?”.

 

Alguien más, lo explicó de una forma más colorida:

Y es que más ha resaltado es la organización ciudadana sin necesidad del Gobierno. El apoyo ha estado presente hasta en las redes sociales y, aunque militares y unidades de Protección Civil están ayudando, el mayor trabajo lo están haciendo los mismos habitantes de la ciudad.

Todavía a principios de esta semana, los usuarios de Twitter que estaban en las zonas donde se seguían buscando cuerpos (uno de ellos Álvaro Obregón), solicitaban calcetines para los perros rescatistas, mascarillas, clavos, picos y palas.

“¡Clavos! Faltan unos pinches clavos. Qué ridículo ha sido todo esto”, se leía en algunas partes, y también cosas como “No puedo con el pinche coraje de que estemos consiguiendo lonas como desesperados”.

Así, la desesperación por la falta de material estaba llegando a los voluntarios a menos de una semana del fatal sismo. Y pese a ello, su trabajo no cesaba: ellos van a levantar la ciudad a como dé lugar.

Y el Gobierno, como lo siguen dejando claro con sus críticas, les sale sobrando.

Ayuda internacional

Aunque muchos de los 501 rescatistas internacionales que trabajaron desde el 21 de septiembre hombro a hombro con autoridades y pueblo mexicano, han comenzado a retirarse (los provenientes de Japón, Ecuador, El Salvador, Panamá e Israel), hay algunas que todavía continúan trabajando en las labores de rescate en las ciudades afectadas.

Estados Unidos mantiene a sus 60 socorristas, todos ellos pertenecientes al Equipo de Búsqueda y Rescate Urbano del Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles, conocido como el USA-2, quienes arribaron con más de 27 toneladas de equipo, 10 entrenadores y cinco caninos, además de toneladas de suministros médicos y artículos de primera necesidad.

A ellos se suman 54 españoles, quienes el pasado 21 de septiembre pisaron tierras mexicanas y desde entonces no bajan las manos, sus mejores hombres en la materia no paran de apoyar junto con cuatro canes entrenados para la búsqueda de personas.

Por su lado, Colombia mantiene a sus 30 elementos de búsqueda y rescate en las labores en Álvaro Obregón 286, junto con dos canes entrenados que se han robado el corazón de miles de mexicanos y extranjeros.

El personal de Venezuela tampoco ha partido, y hasta este jueves mantiene a sus 20 socorristas y dos canes de la Brigada Internacional Simón Bolívar.

Los ingenieros estructurales provenientes de Suiza, aún apoyan en la detección de daños en edificios después del sismo, en tanto que Alemania mantiene a sus expertos de la Organización de Ayuda Alemana de Búsqueda y Rescate Internacional (ISAR por sus siglas en inglés).

A ellos se suma la labor de un equipo de especialistas en valoración de daños estructurales de Costa Rica, y los cinco ingenieros expertos en evaluación de inmuebles en situación de riesgo de Perú, quienes apoyan las labores de reconocimiento de edificaciones dañadas.

La organización de los Topos de Chile, mantiene en tareas a 18 especialistas y dos perros más que no han sucumbido ante el tiempo y el clima.

Canadá envía 750 casas de campaña, no menos, como mil 500

La tarde del miércoles, la embajada de Canadá en México anunció que enviaba mil 500 tiendas de campaña al país para que los afectados por el sismo tuvieran donde dormir.

Horas después, el SAT, haciendo honor a un país transparente, reportó la llegada de 750 tiendas. Esto es, la mitad de lo que se mandó.

Este pequeño escándalo se suma a todas las denuncias de falta de apoyo del Gobierno, y de los casos de bloqueo del apoyo humanitario en algunos estados, como Morelos, y la escasez de material para las labores de rescate en la Ciudad de México.

¿Qué pasó, entonces, con las otras 750 tiendas que se enviaron?

 

Revisar tambien

Tras casi 5 años, Elba Esther Gordillo regresó a su penthouse de Polanco

Sólo 11 minutos tardó el recorrido de la exdirigente magisterial Elba Esther Gordillo Morales, del ...