Inicio / ESPECTÁCULOS / “Es ridículo pelear por razas cuando todos venimos del mismo lugar”: Residente

“Es ridículo pelear por razas cuando todos venimos del mismo lugar”: Residente

 

 

 

El rapero, compositor y productor puertorriqueño comparte cómo una travesía lo llevó a confirmar lo que sabía sobre los conflictos de diferentes países.

René Pérez Joglar, conocido como Residente, se realizó una prueba de ADN y, con base en los resultados, viajó a los países que guardaban una conexión con sus orígenes. Así conoció Siberia, China, Europa del Este y África, y así nació, también, su más reciente proyecto en solitario, Somos anormales, cuyo sencillo retrata el proceso evolutivo del hombre con su diversidad de razas y guerras.

“Somos el resultado de muchas guerras, de muchos conflictos por ser diferentes, pero al final estamos embarrados en el mismo lodo”, comenta Residente en charla con Newsweek en Español.

El rapero, compositor y productor puertorriqueño también comparte cómo su travesía lo llevó a confirmar lo que sabía sobre los conflictos y situaciones sociales de diferentes países, además de inducirlo a un proceso de retrospección. “Este viaje me dio el espacio para reflexionar sobre todo lo que ha pasado con mi carrera en los últimos años”, comenta.

—René, ¿qué hay en tu ADN?

—Hay genética y sangre de todas partes, pero específicamente de los lugares que fui visitando.

—¿Cuál fue tu reacción al conocer la diversidad en tus genes?

—Yo sabía que venía de diferentes partes, pero me sorprendió que fuera tan diverso y tan separado, que no hubiera una zona en específico, sino que fueran varias zonas distintas, lo cual dice que los antiguos habitantes del planeta eran nómadas y pues caminaron y cruzaron, y se fueron reproduciendo, y siguieron cruzando y caminando hasta regarse por todas partes. Pero en cierta forma fue una impresión que yo sea de alguien en China, en África, en Europa del Este.

—¿Qué te llevó a pensar el proyecto?

—Tuve un proceso de retrospección y reflexión en cuanto a todo lo que había pasado en mi carrera. Eso fue algo que nunca me había pasado antes. Y tuve esa oportunidad de pensar por qué escribo, por qué hago las cosas que hago, qué quiero hacer y para dónde voy. Adicional a todas esas reflexiones está el enriquecimiento cultural que me llevé, la información de diferentes países, historias que me contaba la gente, sonidos que grabé, experiencias que viví y que nunca había vivido, como estar en un país en guerra. Armenia estaba en guerra con Azerbaiyán en el momento en que fui.

—¿En qué estado evolutivo nos encontramos como especie?

—Somos el resultado de la reproducción de un grupo que se separó y que se peleó, y que está embarrado en el mismo lodo, se reprodujo y salimos nosotros. Somos el resultado de muchas guerras, de muchos conflictos por ser diferentes, pero al final estamos embarrados en el mismo lodo. En ese estado siento que estamos.

—¿Qué le dirías a políticos como Trump que se valen de las diferencias para usarlas en un discurso de odio?

—La madre de Trump nació de mujeres negras, africanas, y todos venimos de África. Es ridículo estar peleándose por razas cuando todos venimos del mismo lugar. Todos estamos conectados genéticamente.

—¿Pensar en un mundo inclusivo es algo utópico?

—Sí se puede. Lo que hace falta es educación e información. Mientras la gente se vaya educando cada vez más se va a poder.

—¿Cuándo fue la última vez que alguien te puso una etiqueta, de normal, anormal?

—Todos los días. Ahorita mismo, la gente en las entrevistas, pero no lo hacen de mala intención. El mundo, para entender las cosas, encasilla. Me dicen: “Ya que tu música es política…”, en ese momento me encasillan. Mi música no es política únicamente, mi música habla sobre un montón de cosas.

—¿Cuál sería el último lugar en el que te gustaría estar?

—No me gustaría estar en una guerra. No tengo un lugar en específico, pero en un país dentro de una guerra, viviendo una guerra, sufriendo una guerra, no me gustaría estar.

Revisar tambien

Colonos de Santa Rosa Panzacola reciben escrituras de sus predios

*Fueron 65 habitantes de las colonias La Soledad, 10 de Abril y Lomas de San ...