Inicio / EL MUNDO / Preocupa a congresistas de EE.UU. uso persistente de la tortura en México

Preocupa a congresistas de EE.UU. uso persistente de la tortura en México

 

 

TorturaLos congresistas dijeron que tener buenas leyes en los libros no garantiza justicia. “Las autoridades mexicanas deben hacer valer la ley y respetar los derechos humanos”.

Miembros del Congreso de Estados Unidos expresaron su consternapor la crisis de derechos humanos en México e instaron al Secretario de Estado de su país, John Kerry, a establecer el tema como una prioridad en la agenda bilateral entre ambas naciones.

En una carta patrocinada por el congresista Alan Lowenthal, miembro del Comité de Asuntos Exteriores, y co-firmada por 68 congresistas, los legisladores refieren “siguen preocupados por los 27.000 casos no resueltos de personas que han desaparecido en México desde 2007, y el lento ritmo de reformas en los sectores militares, de policía, y de justicia,” y añaden que “es especialmente preocupante el uso persistente de la tortura en investigaciones penales en México”.

La carta se emite al tiempo que el Departamento de Estado de EE.UU. revisa si el gobierno mexicano ha cumplido con las condiciones vinculadas en la Iniciativa Mérida, un paquete de asistencia de seguridad cuyo 15 por ciento de ciertos fondos están condicionados a avances significativos en el respeto a los derechos humanos.

Maureen Meyer, Coordinadora Principal del Programa de México de WOLA, dijo que “es importante que el Departamento de Estado tome en cuenta que los miembros del Congreso están preocupados por la situación de derechos humanos en México, especialmente cuando el Departamento de Estado está considerando si México ha cumplido con las condiciones estipuladas bajo la Iniciativa Mérida”.

La coordinadora del think tank con sede en Washington dijo que “el mantenimiento de una fuerte relación bilateral con el país vecino y socio de los Estados Unidos no debe ser a costa de un diálogo honesto sobre la crisis de derechos humanos en México y la falta de rendición de cuentas de las autoridades que son responsables de estos crímenes”.

Aunque los 69 miembros del Congreso reconocen que el gobierno de México “está desarrollando importantes medidas legislativas para avanzar en la protección de derechos humanos y para reformar su sistema de justicia penal”, también afirman que “tener buenas leyes en los libros no garantiza justicia; las autoridades mexicanas deben hacer valer la ley y respetar los derechos humanos”.

La carta cita casos concretos de violaciones de derechos humanos que siguen sin resolverse, incluyendo la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Guerrero a manos de la policía en septiembre de 2014, y la masacre de 22 civiles a manos de soldados mexicanos en junio de 2014, donde al menos 12 personas fueron ejecutadas extrajudicialmente.

En cuanto a los 43 estudiantes desaparecidos, la carta afirma que “a pesar del alto nivel de escrutinio internacional que el caso ha recibido, el Gobierno de México ha tenido escasos avances en cuanto a la impartición de justicia para estas familias, lo cual pone en duda su compromiso con el respeto de los derechos humanos”.

Revisar tambien

EU autoriza detención de niños migrantes por tiempo indefinido

El gobierno de Trump busca derogar el Acuerdo de Flores, que limita a 20 días ...