Inicio / CULTURA / Política sin escrúpulos, en obra de Shakespeare

Política sin escrúpulos, en obra de Shakespeare

 

Shakespeare

Cadáveres, asesinatos, corrupción y encapuchados son algunos de los elementos presentes en la puesta en escena Ricardo III, basada en el original del británico William Shakespeare (1564-1616), que anoche abrió temporada en el Teatro Julio Castillo, del Centro Cultural del Bosque (CCB), en esta capital.

Bajo la dirección y adaptación de Mauricio García Lozano, la pieza es una reflexión crítica en torno a «la clase política sin escrúpulos», así como sobre los laberintos y ramificaciones del poder.

Llena de guiños y referencias a lo que hoy ocurre en el país, transcurre el montaje en el que la intrincada historia de la Inglaterra del siglo XV queda atrás y se aborda parte de la situación actual que vive el país, acompañado de un toque de humor.

A diferencia de la obra original, donde se aprecian más de 60 personajes, en esta ocasión figuran sólo 11, quienes en cada escena muestran sucesos como asesinatos, corrupción y hasta complots para tratar de eliminar a quien interfiera en su camino.

En la obra de Shakespeare, Ricardo III comienza alabando a su hermano, el rey Eduardo IV, el hijo mayor de Ricardo de York. El monólogo revela la envidia y la ambición de Ricardo, ya que su hermano Eduardo gobierna el país con prudencia y sabiduría. Ricardo III en cambio es un feo jorobado, que se describe como deformado, mutilado.

En el montaje de García Lozano, Ricardo III no se muestra deformado, pero sí cojo y jorobado; un tipo ambicioso, hambriento de venganza y poder, dispuesto a hacer lo que sea para lograrlo, incluso, asesinar para conseguir el amor.

Es la historia de un noble decidido a tomar la corona de Inglaterra; un monstruo prodigioso, villano extraordinario, hombre sin escrúpulos, eterno guerrero, encarnación del egoísmo, de la ambición, del despotismo y de la traición, que seduce a todos los que encuentra a su paso para hacer que caigan en sus fauces insaciables de poder, de guerra, de caos.

Para esta obra, llama la atención el escenario de dicho recinto, pues es transformado a manera de Corrala, es decir, en estructura metálica e industrial que recuerda a Los Corrales de Comedias del Siglo de Oro Español y a los «Globes» al estilo isabelino; solo que aquí se presenta a manera de cuadrilátero con hules rodeando el pequeño escenario en madera.

Con la traducción de Alfredo Michel Modenessi, en la obra actúan Carlos Aragón, Paloma Woolrich, Jorge Zárate, Haydeé Boetto, Ricardo Esquerra, Sophie Alexander-Katz, Leonardo Ortizgris, Américo del Río, Daniel Haddad, Tamara Vallarta y Assira Abbate.

Revisar tambien

Celebrarán 21 años del Parque Nacional Huatulco

Oaxaca.-El Colectivo Tilcoatle preparan diversas actividades para festejar el 21 Aniversario del Parque Nacional Huatulco ...