Inicio / SALUD / “Placenta en un chip” ayudaría a comprender mejor los nacimientos prematuros

“Placenta en un chip” ayudaría a comprender mejor los nacimientos prematuros

Más de uno de cada 10 bebés en todo el mundo nacen prematuramente, según la Organización Mundial de la Salud. Ahora, científicos informan en la revista de la American Chemical Society, Biomaterials Science & Engineering, que han desarrollado un órgano en un chip que podría ayudar a explicar por qué. El dispositivo, que replica las funciones de una membrana clave en la placenta, podría conducir a una mejor comprensión de cómo las infecciones bacterianas pueden promover el parto prematuro. También podría conducir a nuevos tratamientos para esta condición.

Las infecciones bacterianas, un desencadenante común de los nacimientos prematuros, pueden causar inflamación de la placenta o barrera placentaria, la membrana que regula el flujo de nutrientes y otras sustancias entre la madre y el niño. Como resultado, el saco amniótico puede romperse, produciendo un parto prematuro. Estudiar este problema ha resultado complicado, en parte porque no es factible ejecutar ensayos clínicos que incluyan mujeres embarazadas, y las placentas humanas donadas después del nacimiento solo pueden sobrevivir unas pocas horas. Sin embargo, los investigadores crearon recientemente una placenta en un chip, un nuevo y prometedor dispositivo microfluídico que permite que las células placentarias crezcan y funcionen como si todavía estuvieran en el cuerpo. Profundizando más, Jianhua Qin y sus colegas buscaron crear un dispositivo similar que replicara específicamente las funciones de la barrera placentaria y cómo responde a la infección bacteriana.

Los investigadores implantaron trofoblastos humanos (que representan las células de la madre) y células endoteliales (que representan al feto) de una vena del cordón umbilical humano en lados opuestos de un dispositivo microfluídico de tres capas. Una membrana porosa entre las dos capas celulares permitió a los tejidos formar una barrera placentaria entre ellos. Después de determinar que la barrera funcionaba como lo haría en el cuerpo, los investigadores agregaron la bacteria E. coli a la capa materna. Las bacterias proliferaron rápidamente, rompieron la barrera placentaria y posteriormente desencadenaron la inflamación y la muerte celular en las dos capas adyacentes materna y fetal. Los investigadores concluyeron que las barreras placentarias en un chip podrían ayudar a explicar las respuestas inflamatorias en la placenta humana y posiblemente conducir a mejores formas de tratar o prevenir el parto prematuro causado por infecciones.

 

Vía: EurekAlert! – American Association for the Advancement of Science

Revisar tambien

IMSS realizó en un año más de 25 mil procedimientos para eliminar piedras en riñón y vías urinarias

El Seguro Social lleva a cabo tratamiento con ondas de choque, endoscopia y cirugía para ...