Inicio / OPINIÓN / Hagamos conciencia

Hagamos conciencia

Opinión-colorErick Zúñiga

Si tuviéramos hoy ante nosotros una fotografía de México, ¿qué veríamos? ¿Podríamos ver cómo ha avanzado el país, y el progreso alcanzado después de más de doscientos años de gresca independentista, progreso que ha hecho que México sea hoy una de las principales economías del mundo y que es parte del G-20? ¿Veríamos que es el número once en el mundo en cuanto al tamaño de su población? ¿Reconoceríamos que ocupa la posición cincuenta y siete en el índice de desarrollo humano? ¿Aceptaríamos que México es el noveno exportador de manufacturas en el mundo? ¿Qué es el séptimo importador de manufacturas en el mundo? ¿Mencionaríamos que México está entre los dieciocho países en el mundo con mayor número de reservas de petróleo? ¿Observaríamos que desde que ingresó al GATT en 1986, México tiene 10 Tratados de Libre Comercio con 45 países, 30 Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones y 9 acuerdos de comercio (Acuerdos de Complementación Económica y Acuerdos de Alcance Parcial) en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) y que esto y su participación activa en organismos y foros multilaterales, lo ha llevado a lograr hoy casi 800,000 millones de dólares al año con el resto del mundo? ¿Aceptaríamos que estos datos arrojan que México es hoy la segunda economía de América Latina, la décimoprimera economía del mundo y se perfila para ser la décima economía mundial? ¿Veríamos que México es el séptimo productor de vehículos en el mundo? ¿Qué en esta materia el país ha dado un brinco cuantitativo, ya que sus exportaciones se han multiplicado siete veces y que en tanto en 1993 nuestro país exportaba 51 mil 886 millones de dólares, sólo el 37% eran manufacturas y 70% era petróleo y que para 2012 se habían alcanzado los 370 mil 705 millones y hoy exporta el 87% de las manufacturas y sólo el 15% en minería? ¿Sabríamos que en el mundo México es el décimo séptimo exportador en aparatos de rayos X y radiación, décimo segundo en artículos de ortopedia, décimo de aparatos respiratorios, octavo exportador en aparatos de terapia, séptimo productor de oro y de carne, sexto exportador mundial de instrumentos de medicina, cirugía y odontología, sexto exportador de café (pero primero de café aromático), tercer exportador de celulares en el mundo, tercer productor de bismuto, celestita y wollastonita que se emplean en fabricación de pinturas y municiones y que junto con la fluorita, del que es el segundo productor en el mundo, se emplean en la fabricación de pinturas y municiones, segundo productor de energía eólica, el segundo mercado más grande en Latinoamérica de dispositivos médicos, y que México es el primer productor de plata, aguacate (uno de cada tres en el mundo es mexicano), papaya y pantallas planas en el mundo, y el primer proveedor de autopartes al mercado estadunidense?

¿O veríamos que somos el país donde más se trabaja y que México adolece de problemas de corrupción, estado de derecho, de dificultades en procuración de justicia, respeto a derechos humanos, que la salud es un creciente y grave problema nacional donde somos el primer lugar mundial en niños con obesidad y sobrepeso y segundo en adultos (siete de cada diez tienen sobrepeso u obesidad)?

¿Y en el camino se nos olvidaría que todos somos parte del problema como mis maestros que exigen los trabajos estén bien escritos cuando 60% de aspirantes a maestros califican como “no idóneos”, o como hoy que no llegaron a clase por lo que México ocupa el primer lugar entre los países con más ausentismo de maestro y, no sólo eso, también ocupamos el primer lugar en violencia escolar?

Basta. Maestros, alumnos, padres, hijos, vecinos, policías, y todos los mexicanos que nos rodean, hagamos conciencia. Traguemos eso que no nos volverá obesos. Ya lo somos.

Revisar tambien

Si vez las barbas de tu vecino quemar…

  Por: Erick Zúñiga La votación en la Cámara de Diputados brasileña, a favor de ...