Inicio / SALUD / Nuevo cuestionario de 2 minutos ayudaría a detectar mejor el autismo en niños pequeños

Nuevo cuestionario de 2 minutos ayudaría a detectar mejor el autismo en niños pequeños

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad Rutgers, en Nueva Jersey, Estados Unidos, han desarrollado un cuestionario de dos minutos para padres que podría ayudar a los pediatras y otros proveedores de atención primaria a detectar el autismo en los niños pequeños, en un momento en que la intervención podría ser crucial.

En el nuevo estudio, publicado en la revista Journal of Developmental and Behavioral Pediatrics, el investigador principal Walter Zahorodny, psicólogo y profesor asociado de pediatría, dijo que el cuestionario de desarrollo psicológico (PDQ-1), desarrollado en Rutgers, tenía un 88 por ciento de probabilidad de identificar correctamente cuál de los infantes que dieron positivo con base en el cuestionario tenía un trastorno del espectro autista (TEA).

Los 1,959 niños de entre 18 y 36 meses de edad que participaron en la investigación se sometieron a exámenes de detección mediante una red de prácticas pediátricas cooperativas en los condados de Essex y Union, y no se sabía que tuvieran algún problema de desarrollo.

Aquellos que obtuvieron puntajes bajos en el PDQ-1 se consideraron en riesgo de TEA y recibieron evaluaciones integrales del desarrollo para determinar si se encontraban dentro del espectro. La nueva prueba de detección identificó correctamente el autismo en niños de todas las comunidades socioeconómicas.

“A pesar de que la conciencia sobre el autismo es alta en Nueva Jersey y contamos con algunos recursos excelentes, demasiados niños, especialmente de comunidades de bajos ingresos, son identificados tarde. La disponibilidad de evaluaciones válidas y eficientes, como el PDQ-1, podría mejorar nuestra capacidad para detectar TEA en niños pequeños y ampliar el número de menores que reciben intervención temprana“, dijo Zahorodny.

Algunas de las preguntas del PDQ-1 planteadas a los padres incluyen si el niño señala o hace un gesto para mostrar interés o llamar la atención, responde a su nombre, le gusta jugar a las escondidas, habla construyendo frases y se relaciona con los demás. Zahorodny subrayó que los hallazgos brindan evidencia preliminar que respalda al PDQ-1. Las nuevas herramientas, apuntó, pueden proporcionar una alternativa práctica a la Lista de Verificación Modificada para el Autismo en Niños Pequeños y su seguimiento (M-CHAT-R/F), que requiere de una entrevista telefónica además de la evaluación. Si bien la detección precoz de los TEA es un desafío, y ningún enfoque conductual o de observación es confiable para todos los niños, los investigadores de Rutgers creen que su nuevo método de evaluación es prometedor y merece una aplicación y estudio más amplios.

“El diagnóstico del autismo solo puede lograrse a través de una evaluación integral por parte de un profesional“, afirmó Zahorodny. “La detección efectiva no es más que el primer paso hacia el diagnóstico. Si queremos mejorar la detección temprana, es necesario utilizar ampliamente detectores de autismo confiables y fáciles de usar“.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., uno de cada 68 niños tiene TEA. El autismo ocurre en todos los grupos raciales, étnicos y socioeconómicos, pero es de 3 a 4 veces más común en los niños. Aunque la Academia Americana de Pediatría ha instado a los pediatras a evaluar a todos los niños con TEA a los 18 y 24 meses, desde 2007, se estima que solo la mitad de todos los niños son evaluados a esa edad.

Revisar tambien

Promueve  SSO detección oportuna de cáncer infantil

Oaxaca de Juárez, Oax.- En el marco del Día Internacional del Cáncer Infantil -que se ...