Inicio / NACIONAL / Encuentran a padres de Antony, el niño que era torturado en México

Encuentran a padres de Antony, el niño que era torturado en México

El Universal.- CIUDAD DE MÉXICO.- Pascual Castro, padre de Antony, niño hallado encadenado y con signos de tortura en una casa de la delegación Gustavo A. Madero, dijo que no entiende por qué su hijo se encontraba en esas condiciones, ya que su hermana (tía del menor) cuidaba del pequeño.

“No entiendo por qué mi hijo se encontraba en esas condiciones, mi hermana mandaba fotos y videos de él”, declaró Castro.

Antony fue encontrado la semana pasada en casa de sus tíos. Se sabe que su padre es de Guerrero y que su madre es estadounidense; los dos viven en el país vecino, pero separados.

“Mi intención era que Antony aprendiera inglés en México para que después lo pudiera meter a la escuela en EU”, señaló Pascual Castro en entrevista con Luis Cárdenas, en Noticias MVS.

Pascual Castro comentó que al enterarse de la situación de su hijo, solicitó la ayuda de autoridades mexicanas: “Fui al condado de San Diego, quienes me ayudaron con la embajada de EU en México”, sin embargo, a decir del papá de Antony, la atención no fue la mejor: “Contacté a la embajada mexicana y no me han podido atender, mejor me ayudaron las autoridades de EU”.

Pascual Castro informó que ha recibido ayuda de políticos de Estados Unidos: “En dos semanas mi hijo estaría en San Diego, de acuerdo a lo que me dijo un congresista”.

Antony tiene un hermano de 3 años que también se encuentra en México, dio a conocer su progenitor: “Mi madre lo cuida”.

Encuentran en EU a la mamá

La mujer de nombre Dawn Sanders vive en San Diego, California, informó Denise Maerker en el “Noticiero 10 en Punto”.

Un reportero de la cadena Univisión mostró a Dawn Sanders las fotografías del estado en el que fue encontrado su hijo. La mujer no pudo contener sus lágrimas.

Sanders hizo una declaración en español: “Yo sé que no fui una esposa muy bien, pero una mamá mal no fui, nunca, y lo siento por no ser una esposa bien, mis hijos no deben pagar por eso”.

Actualmente, la custodia de Antony la tienen autoridades de la Ciudad de México.

El pequeño se recupera de los estragos físicos y psicológicos.

Menor rescatado con daño psicológico: médico

Una semana bajo el cuidado que requiere un niño de su edad, las muestras de afecto y atención médica, fueron suficientes para que la niñez de Antony floreciera. En el hospital en el que se encuentra, bajo el resguardo de la procuraduría capitalina, ahora ya sonríe, habla, pide golosinas y pregunta por sus tíos captores.

La primera valoración médica del menor indica que el castigo al que fue sometido, por más de cuatro meses, le dejó no sólo lesiones físicas sino también psicológicas.

No confía en los adultos y por las noches aún se levanta llorando, preguntando principalmente por su madre. No se siente querido, pero sí rechazado; los especialistas empiezan a trabajar en este tema.

Con terapias y ayuda psicológica piensan regresarle la salud mental al menor. Todo esto, mientras las autoridades buscan a los progenitores que, aparentemente, pudieron regresar a los Estados Unidos en busca de una vida mejor, dejando aquí al menor, bajo el cuidado de sus tíos, que nunca le mostraron afecto.

A la postre, el menor hubiera podido sufrir más maltratos de parte de sus tíos, quienes aún callan ante la autoridad. No han querido revelar cómo es que el niño terminó de esa manera y el por qué lo tenían encadenado.

Incluso, su defensa busca disminuir los delitos y dejarlo sólo como “omisión de cuidados”; pues, dice, sí le daban de comer al menor y en realidad no había tortura.

Antony por su parte, según los médicos, busca dejar esos tres meses atrás. Aunque tiene otro tío –hermano de quienes lo mantuvieron encerrado– y los abuelos que también vivían en el mismo domicilio, las autoridades buscan el mejor lugar donde el menor puede regresar a su vida.

Por ello, informaron que harán peritajes y valoraciones psicológicas, para determinar si su familia de sangre es apta para cuidarlos.

De lo contrario, entraría en un proceso de adopción, el objetivo es que nadie más vuelta a vulnerar la niñez de Antony.

No han regresado al domicilio.

El domicilio en que fue rescatado, ubicado en colonia Gabriel Hernández de la delegación Gustavo A. Madero, ya fue revisada en dos ocasiones por las autoridades, para buscar pruebas y datos de la agresión que sufrió Antony; vecinos dieron a conocer que ninguno de los familiares del menor ha regresado a la casa.

En el techo del domicilio quedó un perro Pitbull, a quien los propietarios, antes de huir, le dejaron comida para varios días; sin embargo, ésta se a cabo al tercer día, por lo que vecinos como pueden lo han alimentado y, sobre todo, tratan de darle agua.

Esperan que esta semana alguno de los tíos de Antony o incluso el abuelo –sobre quien no hay ni una imputación– regrese por el can; no obstante, advierten, “si no les importaba un niño, menos van a darle prioridad a la alimentación de un perro”.

La casa fue cerrada por los propietarios y no tiene sellos de la procuraduría; por lo que, incluso el sitio donde fue rescatado Antony, ya sufrió varias alteraciones. A pesar de eso, la investigación sigue su curso.

Revisar tambien

Un grupo de mexicanos canta ‘Cielito Lindo’ espontáneamente mientras buscan supervivientes

Las labores de rescate tras el terremoto de este 19 de septiembre en México, que ...