Inicio / OPINIÓN / Mujeres, mujeres, mujeres

Mujeres, mujeres, mujeres

Opinión-colorErick Zúñiga

Si bien hemos tenido avances, es necesario reconocer que éstos han resultado insuficientes para garantizar la igualdad, equidad e inclusión de las mujeres en la vida política de México.

De acuerdo con el Mapa 2015 de Mujeres en la Política, desarrollado por ONU-Mujeres y la Unión Interparlamentaria (UIP), en México sólo el 17.6% del total del gabinete del Poder Ejecutivo es ocupado por mujeres, (sin considerar la reciente designación de Arely Gómez en la Procuraduría General de la República); sólo había tres mujeres en el gabinete del Presidente de la República, lo que representaba poco menos de una quinta parte de las secretarías de Estado.

Asimismo, el estudio reconoce un avance en el Poder Legislativo, pues 38% de la Cámara de Diputados está representada por mujeres, mientras en el Senado la cifra asciende a 33.5%. Sin embargo, cabe destacar que en ambas cámaras solo dos de cada 10 comisiones está presidida por una mujer.

En cuanto a la representación del poder femenino por bancada en la Cámara de Diputados —en la actual Legislatura—, la situación es la siguiente: la bancada del PAN obtiene el porcentaje más bajo al contar con sólo tres mujeres por cada 10 diputados; el PRD, a pesar de sus principios y de apoyar temas de inclusión, de sus 101 espacios en la Cámara, sólo 37 son ocupados por mujeres; el PRI cuenta con 82 diputadas federales dentro de sus 213 espacios. Únicamente el Panal registra equidad de género, de sus 10 diputados, el 50% son mujeres.

A pesar de que el 52% de nuestra población son mujeres —de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)—, la representación femenina en los puestos de poder político es aún minoritaria: ocupan una de cada tres curules en el Congreso de la Unión, la cuarta parte en las cámaras de diputados locales, la quinta parte de los cargos de jueces y magistrados federales y apenas un 7% de las presidencias municipales.

Actualmente no hay gobernadoras, la última fue Ivonne Ortega en el periodo 2007-2012. No hay legisladoras presidiendo el Senado o la Cámara de Diputados, ni coordinadoras parlamentarias. Tampoco presidentas nacionales de partidos políticos.

La participación femenina en la política se encuentra más acotada al interior de la República. Solamente seis mujeres han sido gobernadoras en la historia de México; y en lo que respecta a ganar la Presidencia de la República, únicamente cinco mujeres lo han intentado, pero ninguna tuvo posibilidades reales de triunfar.

Todo ello a pesar de que las mujeres son quienes más participan en las elecciones al ejercer su voto, pero su presencia en el Poder Legislativo es aún poco significativa. El porcentaje de mujeres votantes en las elecciones de 2012 fue de 66.08 por ciento, mientras que el de los varones fue de 57.78 por ciento.

Como de forma natural, cultural, no lo hemos logrado, hemos tenido que recurrir a la ley para garantizar la inclusión de las mujeres en la vida política de México. Desde 1996 el Cofipe llamaba a los partidos a promover una mayor participación de las mujeres; en el 2014 fue aprobada la propuesta del Ejecutivo federal para que 50% de las candidaturas y sus suplentes a diputaciones federales y senadurías de todos los partidos políticos sean mujeres.

Este año podría ser un parteaguas en la participación de la mujer en la vida política del país. Sin embargo, no sólo se trata de cumplir con la cuota de género en los partidos, se trata de trabajar —en todos los ámbitos— para lograr una plena inclusión, igualdad y equidad.

Revisar tambien

Zedillo, ‘chapulín fifí’ que brincó a empresa vinculada a gobierno: López Obrador

Agencias/El Presidente pidió que se apruebe la ley de austeridad que impedirá a funcionarios trabajar ...