Inicio / OPINIÓN / Mucho dinero de por medio

Mucho dinero de por medio

Opinión-colorErick Zúñiga 

Más allá de las fallas en los sistemas y protocolos de seguridad, ampliamente difundidos, que “facilitaron” por segunda vez la fuga de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, conviene reflexionar sobre el poderío económico que respalda su actividad y modus vivendi de éste y otros narcotraficantes en México.

Para nadie es un secreto que, aun detenidos los capos de la droga en “penales de máxima seguridad”, sus cárteles siguen operando y generando millonarias ganancias que ninguna institución se atreve a tocar. Un eslabón suelto y fundamental, que da al traste con la estrategia gubernamental para combatir a la delincuencia organizada.

Una estructura financiera millonaria intocada por el Estado mexicano que se transforma en manto de impunidad para los capos de la droga y, en el caso de El Chapo, en túneles de corrupción. Dinero que en México, como advirtió desde 2010 el director del International Law and EconomicDevelopment Center de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, Edgardo Buscaglia, impacta al 80 por ciento de los sectores económicos del PIB infiltrados por el narcotráfico.

Su nivel de capitalización es tan alto que la revista Forbes incluyó al Chapo por cuatro años consecutivos, desde 2009, entre los hombres más ricos del mundo y en 2012 ubicó a Joaquín Guzmán Loera con una fortuna tasada  en mil millones de dólares.

Riqueza que seguramente se incrementó, pues algunos investigadores estiman que los ingresos derivados del narcotráfico oscilan entre 25 mil y 40 mil millones de dólares anuales, además de que esta actividad ilícita ofrece ocupación a más de 468 mil personas de diversas profesiones habilidades y capacidades. Empleos que se han traducido en  una red de complicidades y protección. Andamiajes que hoy permitieron la fuga de El Chapo

Por cierto, un documental de la cadena Univisión titulado El Chapo: CEO of Crime  revela que desarrolló una verdadera red global criminal y de narcóticos, de América a Europa, del occidente de África a Australia, que eventualmente le generaría ganancias por  3,000 millones de dólares anuales.

Dato por demás revelador y que refuerza la tesis planteada: ¿por qué no se actúa en contra de la estructura financiera de los narcotraficantes? Queda claro que es el origen del problema y la fortaleza de estos grupos que a punta de cañonazos compran todo. México suscribió la Convención de Palermo que contempla atacarlos económica, política, judicial y socialmente. ¿Por qué no se aplica?

Además, ¿qué falló en los protocolos de seguridad?, si partimos de que las barreras físicas de protección perimetral (cercos y muralla) cumplieron su función al disuadir al Chapo y lo obligaron a buscar un plan B.

El túnel de 1.5 km pasa por debajo de un cerco perimetral exterior de alta seguridad, la muralla de concreto, la zona de hombre muerto (compuesta por dos cercos y una área de amortiguamiento), así como las paredes del propio edificio.

¿Acaso el penal del Altiplano no contaba con sensores y alarmas que pudieran detectar la actividad originada por la construcción de los túneles? ¿Por qué no funcionaron?

Fuentes cercanas a la pesquisa comentan a este espacio que una línea de investigación es el brazalete que portaba El Chapo y dejó en la regadera, pues podría ser que a través de este objeto y la geolocalización se logró trazar de manera perfecta la ruta del túnel.

Esta fuga no puede ser el fin de la historia, debiera ser el principio para crear normas que regulen el cuidado y operación de estos penales de máxima seguridad y otras instalaciones estratégicas.

Revisar tambien

Zedillo, ‘chapulín fifí’ que brincó a empresa vinculada a gobierno: López Obrador

Agencias/El Presidente pidió que se apruebe la ley de austeridad que impedirá a funcionarios trabajar ...