Inicio / TECNOLOGÍA / Mexicanos crean prueba rápida y económica que detecta simultáneamente VIH y tuberculosis

Mexicanos crean prueba rápida y económica que detecta simultáneamente VIH y tuberculosis

La empresa mexicana Unima comercializará una prueba rápida y económica para la detección simultánea del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y de tuberculosis, la cual utiliza tecnología desarrollada y patentada por especialistas del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE).

José Luis Nuño Ayala, director general y fundador de Unima, dijo en entrevista que la prueba, creada a partir de anticuerpos de tiburón cornudo (Heterodontus francisci), puede utilizarse fuera de los laboratorios sin necesidad de personal especializado, ofreciendo resultados en tan solo unos minutos, a diferencia de las pruebas actuales que requieren días.

“La técnica actual es muy complicada y se necesita ser especialista para hacerla, es una prueba de screening, pero se puede aplicar hasta en la clínica más pequeña y tener el resultado ahí directamente. Además del costo, otra ventaja es que el resultado lo tienes en la primera visita del paciente”, detalló.

Su lanzamiento al mercado tendrá lugar en aproximadamente un año y medio, cuando se termine de aplicar en una población de 600 pacientes. Cabe añadir que la prueba está en proceso para su registro ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

Producción en bacterias

Nuño indicó que los anticuerpos de tiburón tienen características que los convierten en una fuente adecuada para el desarrollo de diversas aplicaciones biomédicas, y una de sus ventajas es su tamaño.

“Es un anticuerpo muy pequeño y se puede producir en bacterias, al contrario de los anticuerpos tradicionales que se utilizan en farmacéutica, que son en células, al hacerlo en bacteria te permite producirlos a grandes cantidades y a un costo muy bajo, tanto de producción como de purificación“, refirió.

Dijo que otra característica importante es que los anticuerpos de los tiburones son muy resistentes al calor; por lo tanto, el dispositivo de diagnóstico puede transportarse a lugares con climas muy calurosos, sin tener que llevar una hielera o refrigerador.

“Se puede mover con una logística más sencilla y a menor precio, lo que impacta tanto en el costo del producto para el usuario final, como en su empleo y en la facilidad para el usuario final, que sería el médico, la enfermera o el trabajador comunitario, directamente en la comunidad donde será utilizada“, destacó el director de Unima.

Revisar tambien

Tratamiento con CPAP puede aliviar la depresión en pacientes cardíacos

Según un nuevo estudio publicado en la revista EClinicalMedicine, el tratamiento con presión positiva continua ...