Inicio / TECNOLOGÍA / Mexicana destaca en España colaborando en la producción biotecnológica de medicamentos contra el cáncer

Mexicana destaca en España colaborando en la producción biotecnológica de medicamentos contra el cáncer

Los tejos son árboles coníferos del género Taxus, los cuales se aprovechan para producir un fármaco de quimioterapia llamado paclitaxel (taxol). El ingrediente activo de este medicamento bloquea la multiplicación de las células cancerosas. Desafortunadamente, para lograr una producción industrial, los tejos deben cortarse y su recuperación tarda varios años, además de que la producción biotecnológica de esta molécula todavía requiere ser optimizada.

El equipo de “Biotecnología Vegetal: Producción de Fitofármacos”, de la Universidad de Barcelona (UB) en España, se dedica a encontrar soluciones para estos problemas. Ahora, la investigadora mexicana Karla Ramírez Estrada tuvo la oportunidad de colaborar ​​en el proyecto para mejorar la producción biotecnológica del taxol y otros taxanos derivados, logrando a su vez la caracterización de una enzima que es parte del metabolismo de la planta y está involucrada en la biosíntesis de esta molécula anticancerígena.

Ramírez Estrada es química farmacobióloga de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), con una Maestría en Ciencias del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV), campus Irapuato. Llegó a la UB para realizar un máster experimental en Farmacia y un doctorado en Biotecnología. Un año después se unió al Centre de Reserca in Agrigenómica (CRAG), un consorcio catalán de entidades científicas que incluye la UB.

“El taxol y taxanos relacionados son metabolitos secundarios vegetales que han comprobado su eficacia al impedir la división de células cancerígenas, especialmente en pulmón, ovario y mama. Sin embargo, para obtenerlos hay que talar los árboles de los que se obtiene, por lo que se recurre a la producción biotecnológica a partir de células de esa planta en laboratorio“, comentó Ramírez Estrada.

Detalló que como parte del proyecto de la UB, pudo participar en dos áreas: por un lado, trabajó en la combinación de dos moléculas estimulantes para mejorar la producción biotecnológica de taxol en células de dos especies de Taxus, con buenos resultados. Por otra parte, formó parte del equipo científico que realizó el análisis funcional de un gen que es parte de la vía de biosíntesis del taxol.

“Ese estudio demostró, confirmando las predicciones in silico, que existe un gen que codifica una proteína que se encuentra localizada en el citosol y que está implicada en una de las últimas etapas de la ruta de biosíntesis de taxanos.

“Ambos estudios en conjunto pueden ayudar a contribuir a la creación de nuevos y mejores sistemas de producción sostenible de taxol y taxanos relacionados, mediante sistemas de elicitación o ingeniería genética“, agregó Ramírez Estrada.

 

Vía: Agencia ID

Revisar tambien

Politécnico participará en base espacial rusa en la Luna

El programa de posgrado que Aarón Garduño cursa en el Instituto de Aviación de Moscú ...