Inicio / Principales / Mastografías 3D podrían convertirse en el estándar de oro para detectar el cáncer de mama

Mastografías 3D podrían convertirse en el estándar de oro para detectar el cáncer de mama

Un estudio reciente muestra que cada vez más mujeres reciben mastografías o mamografías en 3D, las cuales detectan anomalías en los senos con mayor precisión que las mamografías tradicionales.

No obstante, existen grandes variaciones respecto a su uso en países como Estados Unidos, apuntaron los investigadores.

La mastografía tridimensional, también llamada tomosíntesis digital de seno (DBT, por sus siglas en inglés), combina rayos X de dosis baja con un software que crea una imagen tridimensional del seno. En comparación con la mamografía 2D, la DBT puede facilitar la detección de una anomalía mamaria.

Pese a ello, la DBT todavía no ha sido ampliamente respaldada para la detección de rutina del cáncer de mama.

En el nuevo estudio, investigadores de la Universidad de Yale analizaron datos sobre millones de reclamaciones presentadas ante planes de seguro de salud privados y de Medicare (programa federal de seguro médico para personas de 65 años o más) durante tres años.

Entre 2015 y 2017, el uso de DBT aumentó del 13% al 43% en los exámenes de detección de cáncer de mama, y ​​el aumento fue similar entre las mujeres con seguro privado y las que tienen Medicare.

El uso de DBT aumentó más rápido en el noreste y noroeste, pero más lentamente en el sureste. Fue adoptado más rápidamente en regiones con mayores ingresos, más educación y más población caucásica.

«La DBT se ha vuelto muy popular en general, aunque la aceptación ha sido desigual. En algunas áreas del país, rara vez se usa, mientras que en otras es el modo de detección predominante«, comentó la doctora Ilana Richman, profesora asistente en la Escuela de Medicina de Yale y autora correspondiente de la investigación.

Aunque la evidencia sugiere que la DBT puede mejorar las tasas de detección de cáncer y reducir los resultados falsos positivos, se necesitan más estudios para evaluar su impacto en las muertes por cáncer de mama, subrayaron los autores.

«Aunque hay mucho interés en esta nueva tecnología, no sabemos mucho sobre cómo afectará la salud a largo plazo de las mujeres«, advirtió Richman. «Hay estudios en curso diseñados para responder a estas preguntas, y esperamos tener respuestas más claras en los próximos años«.

Dos grupos que brindan orientación a los médicos sobre la detección del cáncer, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE. UU. y la Sociedad Americana del Cáncer, no han dado una postura a favor o en contra del uso de rutina de la DBT.

Sin embargo, los investigadores dijeron que estos nuevos hallazgos, publicados esta semana en la revista JAMA Internal Medicine, sugieren que la DBT pronto reemplazará a la mamografía 2D como el estándar de atención.

«Estos resultados resaltan la rapidez con la que los cambios en la práctica médica —la tasa en la que los médicos adoptan estas nuevas pruebas— pueden eclipsar nuestra capacidad para evaluar si realmente están ayudando a los pacientes a vivir vidas más largas y sanas«, mencionó la doctora Cary Gross, autora principal del estudio y profesora de medicina en Yale.

Vía: Health Day News

Revisar tambien

Nuevo algoritmo de IA resuelve el Cubo de Rubik

Según Nature, el DeepCubeA podría “aprender” a resolver problemas cada vez más difíciles EFE/Científicos en ...