Inicio / OPINIÓN / Los independientes y la esperanza

Los independientes y la esperanza

Opinión-colorÁguila o Sol

De: Prof. Monjardín

Miles y miles de gozosas palabras nos explican las virtudes de los “candidatos independientes”. Lo menos que escucho y leo es que salvarán el país. Son la solución para todos nosotros que estamos hartos de partidos y políticos profesionales. Pero la realidad es otra y no muy positiva. De 118 aspirantes independientes, sólo 6 triunfaron, entre ellos el famoso Jaime Rodríguez, alias El Bronco. El problema es que el virtual gobernador de Nuevo León tiene una muy larga carrera como político profesional, en el PRI, y con tales siglas obtuvo docenas de cargos. Otro. Manuel Clouthier Carrillo se formó con su padre, quien de empresario exitoso pasó a político igualmente exitoso, sólo que no eran los mejores tiempos para el panismo y perdió ante el PRI. De cualquier manera, su hijo, como el resto de su familia, se habían formado en lides políticas y, en consecuencia, tenían experiencia y, lo más importante, fogueo político. Lo increíble de estas personas es que cuando se convierten en independientes, la población olvida su pasado y rápidamente pasan a ser puros, intachables. Los ciudadanos tienen flaca memoria.

A López Obrador le funcionó, en uno de sus golpes de audacia, sortear candidaturas y ofrecerlas a personas de escasa o nula experiencia. De este modo, ahora en las cámaras de legisladores tenemos por vía plurinominal, o porque lograron los votos necesarios para triunfar, un buen número de diputados, asambleístas y hasta de senadores que jamás han estudiado el sistema político ni sus leyes que suelen ser complicadas. Ya veremos qué sigue. Las autoridades electorales no parecen muy decididas a quitar barreras para que haya candidatos realmente ciudadanos, esos que están preocupados por la pésima marcha del país y de pronto decidieron poner su grano de arena para que la situación mejore. La pregunta es: ¿si su escasa o nula experiencia los dejará avanzar en lapsos realmente reducidos?

De cualquier forma, son una punta de lanza para abrir paso a mejores personas, a aquellos que quieran abrirse paso en un campo lodoso, lleno de vicios y de corrupción. Siendo optimistas, podemos concluir que de tener éxito abrirán nuevas rutas a la política mexicana ya envejecida, ruinosa y formada por legiones de hombres y mujeres que buscan fortuna, no mejorar la situación nacional. En algo debemos confiar, tener esperanzas más o menos fundadas.

Los partidos tradicionales, viejos o más recientes son una suerte de franquicia de una empresa poderosa que se llama partidocracia. Siempre hay complicidades. La supuesta izquierda por años llamó peyorativamente al PRI y al PAN: PRIAN. Pero el caso es que ahora el PRD estudia la manera de ser un buen aliado del conservadurismo más rancio, el PAN. ¿Cómo le llamaremos a esa alianza  que está por llegar? Esto sólo nos conduce al fin de las ideologías en México. Antes podíamos observar matices, diferencias entre los partidos políticos, hoy todos son iguales y si bien el discurso sufre algunas modificaciones, siempre son de forma, jamás de fondo. En tal sentido, el PRI es el más atrasado. Mientras que los demás buscan formas de hacer tareas distintas, buscar caminos alternativos, este partido sigue sus fatigadas rutas sin variantes. El Presidente en turno es el máximo dirigente, él y sus pocos hombres de confianza. En el PRD hay reajustes, pero parece atado a un jefe máximo que desde Cárdenas ha sido el jefe de gobierno, milite o no en sus filas. Morena, lo sabemos, seguirá los azarosos dictados de López Obrador, los que hasta hoy le han funcionado. El PAN no sabe por dónde empezar a reconstruir su ruinosa estructura, ahí sí hay tribus y tendencias que se odian entre sí. La derecha formal se resquebraja, mientras que los partidos modestos, los que viven de alianzas y de prestado o fiado, se acercan a algo de los “tres grandes” en busca de piedad y ayuda. Es, pues, un panorama patético o grotesco si se prefiere.

El miedo que paraliza

Fue durante la gestión de Jesús Murillo Karam en la PGR que la Dirección de General del Servicio de Carrera de Procuración de Justicia inició un proyecto de profesionalización y especialización vinculando a universidades de todo el país.

El objetivo era encontrar a los mejores estudiantes para formar a la nueva generación de ministerios públicos con herramientas para el combate al crimen organizado, especialmente el que lava dinero en bancos y empresas o que utilizan las telecomunicaciones para sus actividades.

Así, los funcionarios que impulsaron el proyecto visitaron a los estudiantes de carreras públicas como derecho, sicología y sociología, pero también a los que cursaban carreras como administración, telecomunicaciones, matemáticas e informática. No sólo fueron a la UNAM, también visitaron universidades de Sinaloa, Michoacán o Guerrero, entidades que padecen al narcotráfico y al crimen organizado.

La mala noticia, en algunos casos, es que muchos estudiantes talentosos y con muy buenas calificaciones en grados de licenciatura y maestría, invitados por la PGR a sumarse a las filas de la institución simplemente dijeron: No.

Así fue, con todo y el desempleo que lastima al sector más joven y productivo del país. ¿La razón? Simple: el miedo que ni los buenos salarios y prestaciones de la PGR lograron ahuyentar. En la PGR, ahora que esta dirección se encuentra a cargo de Erwin Martin —un funcionario cercano a la Secretaría de la Defensa— se teme un cambio de estrategia. Menos especialistas y más investigadores con el mismo perfil policiaco y hasta castrense.

En la mira

La gama de delitos cometidos por activistas de la Sección 22, siguiendo órdenes de Rubén Núñez es amplia.A la vista de todos, pidiendo la presencia de reporteros gráficos, han vandalizado edificios públicos, asaltado camiones, incendiando vehículos, golpeado policías.Incluso agreden a sus colegas de otras seccionessindicales.

No se ha procedido en su contra por falta de voluntad política; para “no enrarecer el ambiente” o “empeorar las cosas”, se decía.Lo cierto es que el ambiente está enrarecido y lascosas, en materia educativa en Oaxaca, no puedenestar peor.

Núñez y sus cómplices han condenado a los niños oaxaqueños a recibir educación de baja calidad.¿Hasta cuándo seguirá la impunidad? El círculo, se dice en corto, puede cerrarse pronto.

De animales a animales

Las reformas legales que prohíben la utilización de animales silvestres en los circos a nivel nacional ya habían generado mucha confusión.No era necesario incrementar esa confusión, como hicieron las autoridades con su muy sui géneris interpretación de las reformas que entraron en vigor el pasado miércoles.

Ese día, el titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Guillermo Harro Bélchez,  anunció que los cirqueros podrán quedarse con sus animales y “presentarlos en exhibición”.

Los empresarios circenses celebran esa inesperada concesión del gobierno federal, ya que podrán exhibir a sus animales y, al conservarlos, aumentarán sus expectativas respecto a que se dé marcha atrás a la prohibición.El problema es que esta concesión viola las reformas a la Ley General de Vida Silvestre.

El artículo 78 de este ordenamiento señala: “Queda prohibido el uso de ejemplares de vida silvestre en circos”.¿Presentarlos en exhibición como lo plantea el titular de la Profepa no es usar animales en circos?

La concesión también viola el artículo segundo transitorio del decreto de reformas, que obliga a los dueños de los circos a entregar a la Semarnat una base de datos con el número y características de los ejemplares que posean.

Revisar tambien

Zedillo, ‘chapulín fifí’ que brincó a empresa vinculada a gobierno: López Obrador

Agencias/El Presidente pidió que se apruebe la ley de austeridad que impedirá a funcionarios trabajar ...