Inicio / EL MUNDO / Las cenizas de Hawking se enterrarán al lado de la tumba de Isaac Newton en la abadía de Westminster

Las cenizas de Hawking se enterrarán al lado de la tumba de Isaac Newton en la abadía de Westminster

El funeral del célebre astrofísico se celebrará el sábado 31 de marzo en la iglesia de la Universidad de Cambridge

El funeral del célebre astrofísico británico Stephen Hawking, que murió la semana pasada a los 76 años, se celebrará el sábado 31 de marzo en la iglesia de la Universidad de Cambridge, según han anunciado este martes sus hijos. La iglesia Great St Mary’s, la principal de esta famosa institución educativa del este de Inglaterra, está muy cerca de Gonville & Caius, la facultad de Cambridge en la que el científico enseñó durante 52 años. Además, según han informado varios medios británicos, las cenizas del profesor Hawking descansarán en la abadía de Westminster, en Londres, cerca de la tumba del físico y matemático inglés Isaac Newton. Sus cenizas serán enterradas durante un servicio de acción de gracias a finales de este año, según ha dicho un portavoz de la abadía al diario Evening Standard.

La abadía de Westminster es una iglesia gótica anglicana del tamaño de una catedral. “Familia, amigos y colegas están invitados a este servicio privado”, han escrito los hijos de Hawking, Lucy, Robert y Tim, en el comunicado difundido este martes. En el texto no han precisado si su padre será enterrado o incinerado, como sí han hecho algunos medios británicos, que dan por hecho que el cuerpo del científico será reducido a cenizas. Los hijos también han explicado que eligieron Cambridge porque “es la ciudad que amó tanto y que tanto le amó”. “La vida y trabajo de nuestro padre significó muchas cosas para mucha gente, religiosa y no religiosa. Por eso, el servicio será inclusivo y tradicional, reflejando la amplitud y diversidad de su vida”, han añadido.

Miles de personas se han acercado a la facultad de Gonville & Caius desde el fallecimiento del científico para firmar el libro de condolencias, y otras tantas han dejado sus muestras de respeto en una versión en Internet.

Hawking, el científico que explicó el universo desde una silla de ruedas y acercó las estrellas a millones de personas alrededor del mundo, murió mientras dormía el 14 de marzo en Cambridge, después de que su salud fuera deteriorándose en los últimos meses. El astrofísico pasará a la historia por su trabajo sobre los agujeros negros y por intentar unificar las dos grandes teorías de la física del siglo XX, la de la relatividad y la de la mecánica cuántica. También por los populares títulos divulgativos de los que fue autor, entre ellos Breve historia del tiempo, del Big Bang a los agujeros negros, publicado en 1988 y convertido en el libro de ciencia más vendido de la historia.

A los 22 años le fue diagnosticada una esclerosis lateral amiotrófica, ELA, y los médicos le dieron solo dos años de vida. Pero vivió 54 años más. La enfermedad le dejó en una silla de ruedas e incapaz de hablar sin la ayuda de un sintetizador de voz. Redujo el control de su cuerpo a la flexión de un dedo y el movimiento de los ojos. Su apabullante intelecto, su intuición, su fuerza y su sentido del humor, combinados con una destructiva enfermedad, convirtieron a Hawking en símbolo de las infinitas posibilidades de la mente humana, y de su insaciable curiosidad.

Hijo de profesores, nació en Oxford y murió en Cambridge, dos grandes centros británicos del saber en los que sobresalió esta “mente brillante y extraordinaria”, en palabras de la primera ministra británica, Theresa May.

Revisar tambien

La Fiscalía de Nueva York vincula al “Chapo” Guzmán con 20 homicidios

El organismo integró al caso una lista de más de 20 nombres de personas asesinadas, ...