Inicio / SALUD / Investigadores vinculan gen de Alzheimer con diabetes tipo 3

Investigadores vinculan gen de Alzheimer con diabetes tipo 3

Los científicos saben desde hace varios años que tener sobrepeso y diabetes tipo 2 puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer. Pero ahora han comenzado a hablar sobre otra forma de diabetes: la diabetes tipo 3. Esta forma de diabetes está asociada con dicha afección neurodegenerativa.

La diabetes tipo 3 ocurre cuando las neuronas en el cerebro no pueden responder a la insulina, que es esencial para las tareas básicas, incluida la memoria y el aprendizaje. Algunos investigadores creen que la deficiencia de insulina es fundamental para el declive cognitivo en la enfermedad de Alzheimer. Los campus de Florida y Rochester de la Clínica Mayo participaron recientemente en un estudio clínico de varias instituciones, a fin de evaluar si un nuevo aerosol nasal de insulina podría mejorar los síntomas del Alzheimer. Los resultados del trabajo están por publicarse.

Pero, ¿cómo se relaciona esto con el gen APOE, causante del Alzheimer?

Un nuevo estudio del doctor Guojun Bu, neurocientífico de la Clínica Mayo, y Mary Lowell Leary, profesora de medicina, descubrió que el culpable es la variante del gen de la enfermedad de Alzheimer conocida como APOE4. El equipo encontró que APOE4, que está presente en aproximadamente el 20 por ciento de la población general y en más de la mitad de los casos de Alzheimer, es responsable de interrumpir la forma en que el cerebro procesa la insulina. Los ratones con el gen APOE4 mostraron deterioro de la citada hormona, particularmente en la vejez. Además, una dieta alta en grasas podría acelerar el proceso en ratones de mediana edad que poseen el gen. “El gen y la resistencia a la insulina periférica causada por la dieta rica en grasas, en conjunto, indujeron resistencia a la insulina en el cerebro“, señaló el doctor Bu. Sus hallazgos se publicaron en la revista Neuron.

Con base en lo anterior, el equipo pasó a describir cómo funciona todo en las neuronas. Así, descubrieron que la proteína APOE4 producida por el gen puede unirse más agresivamente a los receptores de insulina en la superficie de las neuronas en comparación con su homólogo normal, el gen APOE3. Como si se tratara de un juego de sillas musicales, la proteína APOE4 supera a la proteína normal y bloquea el receptor. APOE4 prevalece para hacer daño duradero a las células cerebrales. Después de bloquear el receptor, la proteína adherente APOE4 comienza a agruparse y volverse tóxica. Además, una vez que la proteína ingresa al interior de la neurona, los grumos quedan atrapados dentro de la maquinaria de la célula, impidiendo que los receptores vuelvan a la superficie de la neurona para hacer su trabajo. El procesamiento de la señal de insulina se deteriora cada vez más, matando de hambre a las células del cerebro.

“Este estudio ha fomentado nuestra comprensión del gen que es el factor de riesgo genético más fuerte conocido para la enfermedad de Alzheimer“, subrayó Bu, quien agregó que, en última instancia, el hallazgo puede personalizar el tratamiento para los pacientes. “Por ejemplo, un aerosol nasal de insulina o un tratamiento similar puede ser significativamente más útil para los pacientes que carecen del gen APOE4. Los pacientes que tienen el gen pueden necesitar medicamentos adicionales para ayudar a prevenir el deterioro cognitivo“.

Revisar tambien

Con terapia, medicamentos y cirugía, IMSS trata a derechohabientes con enfermedad de Huntington

Se estima que ocho mil personas en México tienen este raro mal genético Se caracteriza ...