Inicio / CULTURA / INBA continúa reconstrucción del patrimonio artístico dañado por sismos del 2017

INBA continúa reconstrucción del patrimonio artístico dañado por sismos del 2017

Ciudad de México.- Después de los sismos de septiembre de 2017 hicimos inspección ocular a 682 murales en 76 sitios distintos del país, incluidos los 49 murales que tenemos como acervo

Al cumplirse un año de los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) continúa la reconstrucción del patrimonio artístico nacional.

El INBA, a través del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam), intensificó sus labores de supervisión, conservación y restauración del patrimonio artístico de la nación, específicamente de su inmensa obra mural repartida por todo el país.

En su oportunidad, Ernesto Martínez Bermúdez, director del Cencropam, afirmó que, en el momento mismo de los sismos, principalmente el del 19 de septiembre, “ante la emergencia, todo el personal se organizó en brigadas de atención y supervisión por especialidades”.

Destacó que de acuerdo con el artículo 33 de la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, que dice: “La obra mural de valor estético relevante será conservada y restaurada por el Estado”, el Cencropam tiene como tarea sustantiva la atención de las obras que tienen declaratoria de Monumento Artístico de la Nación y aquella obra considerada con Valor Estético Relevante.

Martínez Bermúdez recordó que a partir del mismo 19 de septiembre de 2017 “se efectuó la inspección ocular de los murales ubicados en el Centro Histórico de la Ciudad de México, específicamente los de Palacio Nacional, Palacio de Bellas Artes, Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Mercado Abelardo L. Rodríguez, además del Museo Mural Diego Rivera y el Laboratorio Arte Alameda, al tiempo que los especialistas en obra de Caballete y Papel recorrieron los museos del INBA.

Para dar una idea del trabajo realizado en los siguientes días, especificó que “entre el 20 de septiembre y 15 de noviembre de 2017 hicimos inspección ocular a 682 murales ubicados en 76 sitios distintos de la Ciudad de México, Estado de México, Tlaxcala, Guerrero, Morelos, Oaxaca y Chiapas, incluidos los 49 murales que tenemos como acervo del INBA”.

En ese sentido, una de las primeras obras atendidas fue el mural Epopeya del pueblo mexicano, de Diego Rivera, ubicado en la escalera monumental de Palacio Nacional, considerada una de las obras más emblemáticas del artista guanajuatense, por su complejidad y magnificencia, la cual le tomó varios años concluirla (de 1929 a 1935).

El director del Cencropam informó que esta imponente obra mural se vio afectada levemente. El movimiento telúrico ocasionó “la reactivación de diversas grietas y fisuras (ya existentes), así como la generación de otras nuevas a lo largo de todo el mural”. Asimismo, dijo, se detectaron pequeños desprendimientos y separaciones de los aplanados del muro.

Asimismo, sin daños ni costos mayores, los murales de Diego Rivera situados en la Secretaría de Salud fueron restaurados por el Cencropam, aseguró su titular Ernesto Martínez.

Al respecto, comentó: “Revisamos los más de 100 metros cuadrados de obra mural ubicados en el recinto histórico de la Secretaría de Salud, edificio diseñado por el arquitecto Carlos Obregón Santacilia, y trabajamos en los frescos que están distribuidos en los muros y plafones de la Sala del Consejo (Sala Bernardo Sepúlveda) en el primer piso de la dependencia, ahora oficina del secretario.

“Estos murales fueron realizados por Diego Rivera, entre 1929 y 1930, con la técnica al fresco, los cuales son alegorías donde el artista guanajuatense utilizó la figura femenina como tema principal para representar la vida, la salud y temas relacionados”.

También se atendió, dijo, el vestíbulo del Auditorio Miguel E. Bustamante, el cual contiene algunas piezas que representan la microbiología, la salubridad, la higiene y la educación profiláctica. Los trabajos se realizaron entre el 4 abril y el 10 de mayo, para lo cual se asignaron dos restauradores del Taller de Obra Mural.

Respecto a la labor en la Universidad Autónoma Chapingo, indicó que se efectuaron trabajos de restauración en los murales de la Capilla Riveriana, pintados por Diego Rivera entre 1923 y 1927 con la técnica al fresco. Estos murales resultaron afectados por los sismos de septiembre de 2017 y los trabajos de restauración comenzaron a finales de julio y culminarán en octubre de este año. En este proceso se trabajan 370 metros cuadrados, bajo el cuidado especialista de nueve restauradores del Taller de Obra Mural.

Alejandro Morfín Faure, restaurador encargado del proyecto, señaló por su parte que dichos murales “se intervinieron en el 2010 por necesidades de conservación; sin embargo, debido a los sismos de 2017, diversas grietas se volvieron a activar, otras se fisuraron más. Como los murales están realizados con la técnica al fresco sobre muro directo, las grietas se volverán a reactivar si vuelve a temblar”.

Por una seguridad completa y al servicio de todos los mexicanos, de David Alfaro Siqueiros, y El pueblo en demanda de salud, de Diego Rivera, son murales que se encuentran en el Centro Médico Nacional La Raza y que, por fortuna, no tuvieron mayores daños, determinó el Cencropam.

Al igual que en otros murales, en La Raza se realizaron algunos procesos de conservación preventiva para mantenerlos en excelentes condiciones, dijo Ernesto Martínez, quien destacó que los dos murales citados “se vieron afectados en menor medida con la generación de pequeñas fisuras y desprendimientos menores”.

Cabe destacar que tres son las tareas fundamentales del INBA a través del Cencropam: el registro, la conservación y la restauración del patrimonio artístico que forma parte del acervo del INBA, así como de la obra catalogada con “valor estético relevante”.

El Cencropam trabaja en primera instancia con la Subdirección General del Patrimonio Artístico Inmueble, la Coordinación Nacional de Artes Visuales y los museos del INBA, para el cuidado del acervo propio, y con gobiernos de los estados, universidades y otras instituciones culturales que resguardan obras que son patrimonio nacional.

Debido a ello, el instituto realizó revisiones y restauración en recintos y obras, como el mural El árbol del conocimiento, realizado por Roberto Montenegro en el actual Museo de las Constituciones, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, inmueble con valor histórico relevante, ya que fue sede del primer Congreso Constituyente y Recinto Legislativo en 1824.

Este emblemático edificio construido por la Compañía de Jesús en 1603, como el templo del Máximo Colegio de San Pedro y San Pablo, ha sido testigo de la evolución y los cambios de México desde la época colonial. A lo largo de cuatro siglos ha tenido diversos usos, desde templo de la orden jesuita en la Colonia, recinto parlamentario en los primeros tiempos del México independiente, sede de la Hemeroteca Nacional y Museo de la Luz, entre otros.

Por ello, Martínez Bermúdez informó que “en esta ocasión, la intervención de los especialistas del centro se enfoca a atender grietas mediante su consolidación y resane; asimismo, se realizó una limpieza de la superficie del mural y la reintegración cromática de las intervenciones para procurar su preservación”.

Los trabajos de intervención comenzaron el 9 de julio y terminaron el 3 de agosto. El INBA aportó los materiales necesarios y comisionó a dos restauradores, contando con el apoyo de la UNAM.

Revisar tambien

Abierta convocatoria para formar parte del taller de teatro del AGEO

Tlalixtac de Cabrera, Oax.- Como parte del trabajo que realiza el Archivo General del Estado ...