Inicio / EL MUNDO / Expo desata la ira en calles de Milán

Expo desata la ira en calles de Milán

Expo desata la ira en calles de Milán
Cubiertos con máscaras antigas o pasamontañas y vestidos de negro, los manifestantes atacaron todo lo que encontraban. Foto: AP

MILÁN.— La ciudad de Milán protagonizó ayer dos eventos de los cuales se habló en todo el mundo: la inauguración de la Exposición Internacional 2015 y una guerrilla urbana, donde alrededor de 500 manifestantes devastaron literalmente algunas zonas del centro de la capital económica italiana.

Por la mañana, todo era fiesta. Hasta Milán llegaron diversas autoridades de la política italiana y el premier Matteo Renzi inauguró la expo que lleva como título “Nutrir al Planeta, energía para la vida”, donde participarán durante seis meses, 145 países. Por tal motivo había delegaciones de todo el mundo paseando por los pabellones que fueron construidos para este encuentro.

Hoy inicia el mañana. Estamos listos para la vida… No lo creíamos y ahora tantos estamos aquí y tenemos seis meses para vencer este reto”, dijo Renzi.

Hasta el papa Francisco, quien se autonombró el portavoz de los hambrientos, hizo su aparición virtual con un llamado a no olvidar a los más necesitados y no perder la oportunidad de “globalizar la solidariedad”.

El himno italiano que se escuchaba en toda la zona de la expo, así como los aviones que pasaron encima dejando en el cielo la bandera tricolor auguraban una feliz jornada. Sin embargo, la fiesta sólo continuó adentro porque afuera se preparaba una batalla campal, anunciada por varios colectivos y grupos contrarios a la Expo de Milán.

Durante varias horas, los jóvenes conocidos como “Black bloc” y “No Expo” quemaron autos, lanzaron bombas molotov, destruyeron semáforos, botes de basura y puestos de periódicos. Además, rompieron cristales de negocios que les quedaban a su paso e hirieron a policías que buscaban resguardar los diversos puntos por donde se manifestaron.

Cubiertos con máscaras antigas o pasamontañas y vestidos de negro, los jóvenes, en su mayoría italianos, pero también franceses y alemanes, atacaron todo lo que encontraban.

Luego, mientras una nube de humo los envolvía, cambiaron vestuario abandonando su indumentaria negra en las calles para seguir avanzando por otras vías con el fin de llegar hasta el Teatro alla Scala, donde estaba anunciada la ópera Turandot, con motivo de la inauguración de la expo.

Ahí ya la policía los esperaba, por lo que no lograron llegar hasta el teatro.

La red del Metro, la cual también había sido amenazada hace algunas semanas por rumores que decían que querían hacer explotar, fue ayer de lo más seguro e, incluso, fue por algunas horas, el único transporte que se podía utilizar.

Hasta el momento, la batalla en las calles continuaba. Del otro lado de la ciudad, la fiesta de la comida también.

Revisar tambien

Trump critica gobierno de Puerto Rico, tras masiva marcha

Asegura que la mayor parte del país es corrupto y “está robando al ciego gobierno ...