Inicio / EL MUNDO / EU pedirá huellas digitales para extensión de visa o cambio de estatus

EU pedirá huellas digitales para extensión de visa o cambio de estatus

Estados Unidos comenzará a solicitar las huellas digitales a personas que soliciten cambio de estatus o pidan una extensión de su visa, de acuerdo con la USCIS.

Los principales afectados por esta nuevo requisito serán los portadores de visas tipo B1 y B2, para extranjeros que viajan con propósitos de turismo o negocios, así como estudiantes.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) advirtió que esta medida afectará a aquellos extranjeros que presenten una solicitud de extensión o cambio de estatus de no inmigrante, a través de un formulario llamado I-539.

Los extranjeros que entren legalmente a Estados Unidos y pidan una extensión del tiempo de estadía de sus visas o ajusten sus estados migratorios deberán cumplir con el nuevo requisito a partir del 11 de marzo.

Abogados de inmigración estadounidenses indicaron a Univisión que el nuevo requisito podría poner en situación de riesgo a aquellos inmigrantes que hayan cometido una falta o tengan antecedentes criminales, quienes podrían perder su visa y ser deportados de Estados Unidos.

El formulario I-539 es otorgado a todos los que desean tramitar estos derechos de estancia. De acuerdo con la USCIS, será obligatorio entregar la nueva versión y no será válida la entrega de las anteriores versiones a partir del 11 de marzo.

Hemos corregido el Formulario I-539, Solicitud para Extender/Cambiar Estatus de No Inmigrante, y publicaremos la versión nueva en nuestro sitio web el 11 de marzo de 2019″, detalló la agencia.

El 11 de marzo, la USCIS también publicará un formulario revisado para la I-539A, para Información Complementaria en caso de tramitar una extensión de plazo de estadía o un cambio de estatus.

Antes se llevaba un formulario similar, pero no existía la obligación de entregar las huellas”, agregó José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida. “El gobierno ha dicho que lo hace por razones de seguridad y está en todo su derecho de hacerlo”.

Con el nuevo requisito, todas las personas que llenen un Formulario I-539 deberá adjuntar un pago de 85 dólares estadounidenses, equivalente al costo de la toma y procesamiento de las huellas digitales.

La etapa adicional en el proceso de pedir extensión de estadía o cambio de estatus podría significar demoras, según abogados.

Sin embargo, el abogado Jaime Barrón de Dallas, Texas, apuntó que el requisito es innecesario en su opinión, dado que la información de huellas digitales ya fue tomada por la USCIS cuando el extranjero gestionó su visa para entrar legalmente al país.

En riesgo de deportación

En caso de haber cometido algún delito o tener antecedentes criminales después de haber tramitado la visa que se tenga, el Estado podría arrestar  a la persona y pedir la anulación de la visa, llegando hasta el extremo de expulsión y deportación.

Una falta que lo convierta en inadmisible puede hacer que lo arresten, le anulen la visa, lo presenten ante un juez de inmigración quien decidirá su futuro en el país, o simplemente lo expulsen”, añadió.

Durante el año fiscal 2017, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) registró 181, 100,000 de admisiones, frente a las 178,700,000 en el año fiscal 2016.

De las admisiones por razones de negocios, en el 2017 fueron registradas 8,456,038. De ellas, 5, 301,451 corresponden a ingresos con visa tipo B1 y 3, 152,656 bajo el amparo del Programa Waiver, extranjeros que ingresan sin la necesidad de una visa.

De las admisiones de estudiantes con visa tipo F, el DHS registró 1, 940,171 admisiones en el año fiscal 2017.

Otras categorías de visas de no-inmigrante son:

Visas H-2A: 412,820

Visa NAFTA: 741,899

Visas F-1: 1, 845,739

Visas B-2 (turismo): 41, 117,760

Revisar tambien

EU autoriza detención de niños migrantes por tiempo indefinido

El gobierno de Trump busca derogar el Acuerdo de Flores, que limita a 20 días ...