Inicio / EL MUNDO / El rescate a los niños atrapados en la cueva está a contrareloj

El rescate a los niños atrapados en la cueva está a contrareloj

Si el equipo de salvamento no logra en los próximos días sacar a los afectados, la operación tendría que aplazarse hasta dentro de unos meses; el peligro es inminente

Aunque el hallazago con vida de 12 niños y su entrenador 10 días después de que desaparecieran en la cueva de Tham Luang, al norte de Tailandia, fue sin duda una gran noticia que llenó de esperanza, la felicidad se esfumó rápidamente y las malas noticias comenzaron a llegar: el final de la tragedia aún es lejano.

De acuerdo con las últimas noticias, los afectados podrían pasar los próximos meses dentro si no se logra sacarlos en los próximos días.

Como pronostican lluvia en los próximos días, la evacuación debe acelerarse.  Se utilizarán equipos de buceo. Si el agua sube, la tarea será difícil. Debemos rescatar a los niños antes de que esto suceda. Los rescatistas tienen que trabajar rápido, porque para el viernes se espera una tormenta, y si la lluvia se reanuda la cueva quedará completamente inundada”,  dijo el ministro del Interior tailandés, Anupong Paojinda, citado por The Bangkok Post.

Aunque pensaron en varias maneras, hasta el momento, la única factible es que los niños y el hombre salgan de la cueva buceando.  Y aunque es la opción más rápida también puede ser la más peligrosa ya que los niños no saben nadar y mucho menos bucear, además que están débiles.

Dejar a un niño bucear dentro de una cueva sería como poner a alguien sin carné al frente de un Ferrari”, advirtió un buzo experto.

Se calcula que el grupo se encuentra a una profundidad de entre 800 y mil metros bajo la superficie y a unos dos kilómetros de la entrada de la cueva. Para salir, tienen que atravesar un tramo inundado de unos 750 metros, informa News.com.au.

Por otra parte, las condiciones son extremadamente difíciles, con fuertes corrientes, barro, una visibilidad casi nula y pasos muy estrechos dentro del sistema de cuevas. Incluso los buzos profesionales tardan varias horas en llegar hasta el grupo desde la entrada.

No tomaron alimento sólido durante 10 días, solo bebieron el agua que gotea de las paredes. Tienen atrofia muscular, apenas se pueden mantener en pie. Así que los están alimentando para devolverles la fuerza poco a poco”, señaló un rescatista.

Si la opción de que los niños buceen hasta la salida de la cueva no resulta posible, lo más probable es que el grupo tenga que esperar hasta cuatro meses hasta que terminen las fuertes lluvias y el nivel del agua en la cueva descienda. En el norte de Tailandia la temporada de lluvias suele prolongarse de mayo a octubre.

Revisar tambien

Juez ordena a Casa Blanca devolver acreditación a periodista

La cadena CNN señala que el magistrado se pone de su lado, luego de que ...