Inicio / OPINIÓN / El proceso electoral avanza bien

El proceso electoral avanza bien

Opinión-colorEditorial

En el Consejo General del INE muchos actores políticos, partidos y candidatos estarán esperando escuchar alrededor de 30 palabras particulares.

La breve frase le brindará a los procesos electorales en curso una robusta legitimidad técnica y política y le ofrecerá a la república un elemento procesal más para avanzar a paso firme por un camino de normalidad democrática y paz pública, disolviendo poco a poco, etapa por etapa, pericialmente y sin sesgos ni aspavientos, la incertidumbre que parecía gravitar sobre la jornada cívica del domingo 7 de junio.

Como es bien sabido, el padrón electoral es el principal fundamento del edificio comicial entero: el número de boletas, actas y de diversos materiales electorales, la cantidad y ubicación de las casillas, el tamaño de los distritos, la dimensión del trabajo de reclutamiento y entrenamiento de los capacitadores electorales y de funcionarios de casilla, el registro de nuevos partidos, la continuidad institucional de los existentes e, incluso, su financiamiento, dependen del Padrón y de su confiabilidad. Es decir, sin padrón no hay elección, como bien dice el Consejero Presidente, el Dr. Lorenzo Córdova.

La declaratoria de hoy significa que los instrumentos registrales mexicanos no muestran inconsistencia alguna y que tienen características tales que son garantía de una elección objetiva, imparcial, confiable e íntegra.

De dicha declaratoria se desprenden datos interesantes: quedó definida con toda nitidez la dimensión de la comunidad política mexicana, ese conglomerado de ciudadanos que podrán ejercer su derecho al sufragio en las casillas; que los mecanismos permanentes y especiales de actualización y depuración que el INE instrumenta, así como las auditorías internas y externas que promueve y acepta, funcionaron a plenitud y seguramente serán reconocidos en esa virtud por las fuerzas políticas representadas tanto en el Consejo General como en la Comisión Nacional de Vigilancia, único órgano del INE integrado mayoritariamente por los partidos políticos nacionales con voz y voto.

Para mayor claridad, como resultado de los trabajos de actualización, de los programas de depuración y de los análisis y dictámenes técnicos del Comité Técnico del Padrón Electoral (conformado por científicos calificados de varias disciplinas, ajenos al INE) el Padrón quedó integrado por 87 millones 244 mil 921 ciudadanos inscritos y la Lista Nominal se conforma por 85 millones 563 mil 191 ciudadanos que podrán emitir su voto en la Jornada Electoral, listado que cumple con los extremos de veracidad, actualización, calidad, precisión y consistencia exigidos por la constitución y las leyes mexicanas y las mejores prácticas registrales internacionales. Además, se determinó que el registro electoral goza de un saludable 95.78 por ciento de cobertura.

La frase sacramental, aun siendo breve, refleja el trabajo arduo, serio, profesional y comprometido del extraordinario equipo de mandos y colaboradores del Registro Federal de Electores (Miranda, García Ruiz, Cid, Andrade, Debrasdefer, Ojeda, Sosa, Araiza, entre muchos otros), que son uno de los principales activos históricos del IFE y ahora del INE.

“Son válidos y definitivos el Padrón Electoral y la Lista Nominal de Electores que serán utilizados para las elecciones federal y locales del 7 de junio de 2015.” Que así sea.

Revisar tambien

Zedillo, ‘chapulín fifí’ que brincó a empresa vinculada a gobierno: López Obrador

Agencias/El Presidente pidió que se apruebe la ley de austeridad que impedirá a funcionarios trabajar ...