Inicio / EL MUNDO / Sale Venezuela de la OEA; opositores en mayor riesgo

Sale Venezuela de la OEA; opositores en mayor riesgo

 

El gobierno de Venezuela oficializó esta tarde su renuncia a la OEA con la entrega de una carta en la que notifica la decisión.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, recibió la carta de notificación de manos de la representante alterna de Venezuela, Carmen Velázquez, en una ceremonia privada en la sede del organismo.

Se trata de la primera salida voluntaria de un Estado miembro en los 69 años de historia de la OEA.

Con la salida de Venezuela de la OEA la comunidad internacional tiene muchas dificultades para intervenir, influir o incidir en las posibles violaciones a los derechos humanos de los opositores al régimen actual o de quienes se manifiestan de manera pacífica, advirtió el experto Mario Torrico Terán.

Mencionó que esas personas serían las más afectados, ya que no contarían con defensa alguna ante posibles violaciones a sus garantías individuales.

El investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) refirió a Notimex que en estos momentos todavía se podrían señalar las violaciones a los derechos humanos ante la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH). Pero “saliéndose Venezuela ya no habría eso, y por eso lo hace el gobierno, es una jugada para dejar cada vez más aislada e indefensa a la oposición venezolana”.

Sin embargo, dijo, el proceso de retirada del país sudamericano de la organización es largo, “la retirada no es de la noche a la mañana, al menos lleva dos años, donde primero Venezuela tiene que denunciar el tratado sin necesidad de que lo apruebe el Poder Legislativo”.

Torrico Terán destacó que existen interpretaciones de juristas que coinciden en que Venezuela no podría salirse de la OEA, ello debido a que la constitución venezolana señala, al igual que la mexicana, que los convenios internacionales en materia de derechos humanos tienen rango constitucional.

La salida de Venezuela de la OEA involucraría salirse de la propia Constitución, “y eso no puede ser, y dado que ese país establece en su constitución el igual arreglo de convenios internacionales de derechos humanos, no podría salirse del organismo, a diferencia de otros convenios de tipo económico o comercial”.

El investigador aclaró que entre México y Venezuela se vislumbra una ruptura total, “todavía no ha habido retiro de embajadores, a diferencia de Perú y Colombia, países que han removido a sus diplomáticos, pero si podría llegar a eso, y a una total ruptura de las relaciones diplomáticas”.

El también catedrático destacó que la posición de México ante la situación que prevalece en Venezuela, no quiere decir que el gobierno mexicano sea un enviado de Estados Unidos ante la OEA para expresar su postura ante los hechos. “En estos momentos es muy fácil ponerse en contra de Venezuela a nivel diplomático, porque la corriente nacional esta espantada con todo lo que está pasando allá”, argumentó.

“Soy muy poco optimista respecto a lo que le espera al pueblo venezolano en los próximos dos, o año y medio que le queda al régimen de Maduro, yo creo que todos estos meses por delante van a seguir siendo de carencia económica, inflación, caos social, enfrentamiento, polarización y muerte”, agregó.

Además refirió que “el gobierno de Nicolás Maduro no acepta un régimen revocatorio, no acepta concesiones con respecto a los presos políticos, criticas, prensa libre, y la oposición está completamente aislada y debilitada”.

Mario Torrico Terán recordó que Venezuela es un país mono productor, ya que solo produce petróleo, y en un contexto mundial donde prevalecen los precios bajos del hidrocarburo, “la situación económica va a seguir siendo desesperante, y la situación del conflicto político no va a cesar”.

Al respecto aseguró que la migración de venezolanos ya ha iniciado desde hace varias años, y el número de ellos hacia Colombia es creciente, además de a otros países como a Estados Unidos y México. “Pero no toda la gente puede migrar, sólo aquellos que tienen el dinero para pagar un pasaje, que tiene ahorros y que puede sacar el dinero del país, que tampoco es tan fácil, es más una migración de los sectores de una clase media para arriba, los sectores populares no pueden migrar, y siguen ahí, y son los que más van a sufrir la situación que vendrá todavía”, apuntó.

Sin embargo, destacó que habrá que esperar a 2018, cuando se llevan a cabo elecciones en el país sudamericano, y que con ello, la situación pueda cambiar, “pero también podría pasar que eventualmente el gobierno de Maduro decida que no haya elecciones, lo que sería muy grave, y podríamos ver una escalada de la violencia incluso mayor”.

“Esto podría mejorar si hay un quiebre al interior del régimen, y si se empiezan a dividir los más radicalizados con los no tanto, pero por el momento no se ve eso; en la medida que no haya un quiebre al interior del oficialismo no veo salida, lo que veo es cada vez un mayor enfrentamiento”, concluyó.

Revisar tambien

Trump cambió la ley para que gente como sus hijos corte cabezas de elefantes y las

Las podrán llevar como trofeos a Estados Unidos. La administración de Donald Trump ha revocado ...