Inicio / EL MUNDO / La respuesta de un veterano Navy SEAL a la decisión de Trump de prohibir que las personas transgénero sirvan en las Fuerzas Armadas de EEUU

La respuesta de un veterano Navy SEAL a la decisión de Trump de prohibir que las personas transgénero sirvan en las Fuerzas Armadas de EEUU

El presidente Donald Trump anunció en Twitter que Estados Unidos no permitirá más que personas transgénero sirvan en sus fuerzas armadas. El presidente da como explicación que los militares transgénero son una carga económica para el Pentágono por los altos costos de su cuidado médico y porque causan disrupción en las fuerzas armadas estadounidenses, las que según Trump deben enfocarse en lograr la “victoria decisiva y abrumadora”.

Al parecer, el presidente considera que los militares transgénero son un impedimento para lograr esos objetivos, algo que el destacado servicio de muchos de ellos pone en entredicho.

Las reacciones a ese anuncio han sido diversas, algunas de ellas muy punzantes. Por ejemplo, Kristin Beck, que fue integrante del grupo de élite de la Marina conocido como SEAL Team 6, le respondió al presidente que le permitiera “encontrase con él cara a cara” para que entonces Trump le diga “que no no es digna” de servir en las fuerzas armadas, como se reportó en Business Insider.

Beck, que sirvió durante 20 años y hoy está en retiro, dijo enfáticamente que ser transgénero no afecta a nadie y señaló que en sus años de servicio –con misiones en Bosnia, Irak y Afganistán– defendió la “libertad individual”. Y en sus palabras dejó traslucir que ser transgénero (ella transitó de ser varón a mujer) en nada mermó o afectó su capacidad como militar ni el papel que hizo en su unidad.

Beck, por ejemplo, también rechazó la noción de que los transgénero sean una carga económica para el Pentágono, pues indicó que la suma de los costos médicos vinculados a su condición es “insignificante… un .000001% del presupuesto militar”.

En contraste, como se indicó en The Washington Post, un estudio de Rand Corp. estimó que el gasto en tratamientos para la transición de género de militares le costaría al gobierno entre 2.4 millones y 8.4 millones de dólares anuales, mientras que el Pentágono se gasta en Viagra y otros medicamentos para tratar la disfunción eréctil unos 84 millones de dólares al año.

La reacción de algunas otras personas transgénero al anuncio de Trump ha sido aún más retadora. Por ejemplo, Shane Ortega, quien fue el primer militar transgénero declarado en servir en el ejército, donde llegó al grado de sargento antes de retirarse, ha calificado al presidente de ser un “evasor” (en alusión a que eludió el reclutamiento militar durante la Guerra de Vietnam) y dijo que “no tiene conexión con la realidad”.

Al respecto, un documento que, se alega, muestran el registro de las determinaciones oficiales que le permitieron a Trump evitar el servicio militar entre 1964 y 1972 ha circulado en redes sociales.

Así, como se indicó en el portal Mic, Ortega deploró el anunció de Trump, que revierte la apertura a las personas transgénero en las Fuerzas Armadas iniciada por la administración de Barack Obama y que golpea la labor que el propio militar realizó durante ocho años para luchar por los derechos del personal  transgénero del ejército.

Revisar tambien

Honduras enviará un equipo de rescate a México por terremoto

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Honduras anunció hoy que enviará un equipo de búsqueda y rescate a México ...