Inicio / Principales / Ejercicio de alta intensidad puede restaurar función cardíaca en personas con diabetes tipo 2

Ejercicio de alta intensidad puede restaurar función cardíaca en personas con diabetes tipo 2

Investigadores de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, descubrieron que el ejercicio de alta intensidad puede reducir o revertir la pérdida de la función cardíaca causada por la diabetes tipo 2.

El estudio encontró que tres meses de entrenamiento físico en intervalos de alta intensidad (HIIT, por sus siglas en inglés) mejoraron la función cardíaca en adultos con diabetes tipo 2, sin ningún cambio en los medicamentos o la dieta.

La exestudiante de doctorado Genevieve Wilson realizó el estudio bajo la supervisión del doctor Chris Baldi, investigador en la Escuela de Medicina de Dunedin, junto con el cardiólogo y profesor asociado en el Departamento de Medicina, Gerry Wilkins, como su coasesor.

El trabajo se publicó recientemente en la revista Medicine & Science in Sports & Exercise, de la American College of Sports Medicine.

Wilson explica que el estudio es significativo porque, aunque la investigación hasta la fecha ha demostrado que mejorar el control glucémico y realizar cambios en el estilo de vida puede mejorar algunos resultados para las personas con diabetes, no se han observado reducciones en la enfermedad cardiovascular, y esta sigue siendo la causa principal de muerte en estos pacientes.

«Nuestra investigación ha encontrado que el ejercicio a una intensidad suficientemente alta puede brindar una forma práctica y económica de revertir o reducir la pérdida de la función cardiaca causada por la diabetes tipo 2«, dijo Wilson.

El entrenamiento a intervalos de alta intensidad implica intervalos cortos de esfuerzo casi máximo (> 90% máx.). Ejercicio como carreras de velocidad o subir escaleras, separados por intervalos de ejercicio de intensidad moderada, como trotar o caminar rápido.

El objetivo fue que las personas pasaran 10 minutos realizando una actividad de intensidad muy alta (vigorosa) durante un período de ejercicio de 25 minutos.

El doctor Baldi señaló que la incidencia de la diabetes tipo 2 sigue aumentando y que el manejo prolongado de la enfermedad está paralizando los sistemas de salud en todo el mundo. Incrementar la capacidad aeróbica a través del ejercicio es posiblemente la mejor prevención para las enfermedades del corazón, y realizar actividad física es la piedra angular del tratamiento de la diabetes. Sin embargo, la alteración de la función cardíaca en quienes tienen diabetes a menudo dificulta la práctica efectiva de ejercicio en estas personas, y no se sabía si entrenarían tan duro.

Pero el estudio mostró que el programa de ejercicios de alta intensidad para adultos de mediana edad con diabetes tipo 2 fue seguro y aceptable, así como bien atendido, con una tasa de adherencia mayor al 80% durante los tres meses.

«Hay dos implicaciones clínicas importantes en este trabajo«, explicó Baldi. «La primera, que los adultos con diabetes tipo 2 se adhieren al entrenamiento de intervalos de alta intensidad y son capaces de lograr aumentos comparables tanto en la capacidad aeróbica como en la respuesta al ejercicio del ventrículo izquierdo como los que reportan los adultos sin diabetes.

«En segundo lugar, el ejercicio de alta intensidad es capaz de revertir algunos de los cambios en la función cardiaca que parecen preceder a la enfermedad cardiaca diabética«.

Vía: Science Daily

Revisar tambien

Héctor Herrera sería presentado en julio con Atlético de Madrid

Según el diario «Mundo Deportivo», el contrato del mexicano con el Porto termina en junio, ...