Inicio / OPINIÓN / Dura tarea

Dura tarea

 

Opinión-colorÁguila o Sol

De: Prof. Monjardín

Ha iniciado la primera elección que se organiza en el marco del sistema nacional de elecciones surgido de la reforma 2014. Se trata de una nueva etapa de la democracia mexicana que considerando la profundidad de los cambios al marco legislativo, expresados en las múltiples atribuciones entreveradas así como en la centralización de funciones, y la magnitud cuantitativa de la organización electoral, constituye el proceso electoral que en muchos sentidos será el más grande y el más complejo de la historia de México.Algunas cifras ilustran la magnitud cuantitativa del reto que como órgano del Estado mexicano estamos emprendiendo:

Las proyecciones al mes de enero de 2015 indican que 82 millones de ciudadanos estarán inscritos en la lista nominal, los cuales podrán emitir su voto para elegir a los 500 diputados federales en alrededor 152,512 casillas en todo el país (9,000 más que hace tres años). Para ello, se tendrán que insacular y visitar a más de 10.5 millones de ciudadanos (2.5 millones más que en 2012).

La capacitación del 1´251,668 de ciudadanas y ciudadanos que se investirán de autoridad electoral en las casillas, estará a cargo de 33,344 Capacitadores Asistentes y de 5,666 Supervisores Electorales.

Por su parte, para los comicios de las 17 entidades que concurrirán con la elección federal, además de la instrumentación de la casilla única que constituye una figura que para la mayoría de las entidades será novedosa y servirá para eficientar la votación, hemos estimado que más de 48 millones de electores podrán acudir a las 92,042 casillas únicas, a elegir a más de 1,600 cargos de representación popular que incluyen gobernadores, diputados locales y ayuntamientos.

Lo anterior explica que el conjunto de actividades relevantes del INE para el próximo proceso electoral haya crecido en un 71%, respecto al de 2012 (de 354 en el proceso 2011-2012, pasamos a 606 actividades para 2014-2015).

En síntesis, por donde se le quiera ver, nunca el IFE en sus más de dos décadas de vida tuvo tal cantidad de actividades como las que el INE tiene que realizar para cumplir con sus atribuciones.

Para ilustrar la complejidad empecemos por señalar que el IFE no tenía atribuciones en las elecciones locales como el INE, y que en virtud de que la televisión restringida (satelital o por cable) se convirtió en un nuevo sujeto regulado por la legislación electoral, el número de señales al que podrán acceder los ciudadanos y que deberá monitorear el INE, se incrementará sustancialmente, respecto a la elección anterior.

Además, los partidos tendrán más tiempos en el espacio radioeléctrico en las precampañas y por primera vez tendrán tiempos en el así llamado periodo de intercampaña. Esta intensidad en los comicios deberá darse bajo un esquema de mayor equidad y transparencia en el uso de los recursos públicos invertidos en las elecciones. Para ello, el INE revisará alrededor de 75 mil informes de ingresos y egresos de partidos y candidatos a nivel federal y local. Una labor titánica que se realizará en tanto sólo 45 días posteriores a la jornada electoral.

Es indiscutible que la reforma de 2014 es el producto de un amplísimo consenso político y 2015 en este contexto es una oportunidad para reiterar nuestro compromiso democrático.

Si la democracia supone la existencia de determinadas reglas, pactadas, convenidas y aceptadas por todos los actores políticos, la vocación democrática de éstos significa la voluntad y disposición de jugar conforme a esas reglas.

Responsabilidad compartida

Hay muchos responsables de la tragedia que se vive en Guerrero por el asesinato y la desaparición de decenas de normalistas de Ayotzinapa, corolario de un régimen de terror impuesto por el presidente municipal de Iguala, el perredista José Luis Abarca Velázquez.

Es penalmente responsable el alcalde con licencia y prófugo de la justicia, quien desde el año pasado ya había sido acusado de un triple asesinato.Son penalmente responsables los policías municipales que dispararon en contra de los normalistas y quienes participaron en el secuestro y asesinato de decenas de estudiantes.

Pero hay también responsables por omisión, como el procurador general de Justicia de Guerrero, Iñaky Blanco Cabrera, quien no actuó en contra de Abarca Velázquez el año pasado, cuando había un señalamiento directo de ser la persona que mató al también perredista Arturo Hernández Cardona.

Hay responsables políticos, como los dirigentes del PRD y de Movimiento Ciudadano en Guerrero, quienes en el 2012 postularon a José Luis Abarca, a pesar de los señalamientos por posibles vínculos con la delincuencia.

Es responsable político el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, quien con su voto de calidad definió en el 2012 la candidatura a favor de Abarca dentro del Consejo Electivo Estatal del PRD, a pesar de que las encuestas arrojaban un empate técnico entre éste y su principal contrincante.

Son responsables políticos los diputados locales del PRD en el Congreso de Guerrero, quienes maniobraron para que el alcalde no fuera desaforado y procesado el año pasado.

Además, son responsables políticos los dirigentes nacionales del PRD, quienes en su momento defendieron a capa y espada al alcalde y aún defienden y protegen políticamente al gobernador.

La responsabilidad política alcanza también a las autoridades federales que subestimaron la denuncia de René Bejarano, quien desde el año pasado poseía pruebas que inculpaban al alcalde de Iguala, ahora prófugo.

El “hubiera” sí existe. Si tras el asesinato de tres líderes sociales el año pasado el alcalde de Iguala hubiera sido desaforado y procesado, no habría ocurrido la masacre de normalistas que ha cimbrado al país.Al igual que en Michoacán, en Guerrero todas las instituciones del Estado fallaron.

Competitividad

De la competitividad del país depende cuánto se invierte en el país, y de la competitividad de las empresas depende cómo se invierte en el país. ¿Cuánto debe invertirse en el país? Lo más posible. ¿Cómo tiene que invertirse en el país? De tal manera que los bienes y servicios, productos de esas inversiones, se ofrezcan al consumidor con la trilogía de la competitividad: a menores precios, con mayor calidad y con mejor servicio. Dos caras de la misma moneda: la competitividad del país y la competitividad de las empresas que operan en el país. Doble reto en la materia: que en México se invierta más (lo cual depende de la competitividad del país) y que en México se invierta mejor (lo cual depende de la competitividad de las empresas). Centro la atención en lo primero: la competitividad del país.

El objetivo general de las reformas estructurales es elevar la competitividad de la economía mexicana, para hacerla más segura y más confiable para las inversiones directas, y cinco de las seis reformas (laboral, financiera, de telecomunicaciones, de competencia y energética) apuntan (más o menos) en esa dirección, y una de la seis (la fiscal, que debería haber sido, inclusive por arriba de la energética, la reforma de las reformas) apunta en la dirección contraria, razón por la cual, en ese frente, hay mucho que hacer, comenzando por la parte de los impuestos.

Revisar tambien

Zedillo, ‘chapulín fifí’ que brincó a empresa vinculada a gobierno: López Obrador

Agencias/El Presidente pidió que se apruebe la ley de austeridad que impedirá a funcionarios trabajar ...