Inicio / TECNOLOGÍA / Dispositivo creado por mexicanos muestra excelentes resultados para evitar daño por accidente cerebrovascular

Dispositivo creado por mexicanos muestra excelentes resultados para evitar daño por accidente cerebrovascular

El accidente cerebrovascular (ACV) es una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Ante ello, investigadores mexicanos desarrollaron un dispositivo médico único para abordar este problema.

En nuestro país el ACV, comúnmente conocido como infarto cerebral, es la causa más común de discapacidad en adultos. En 2008, la tasa de mortalidad por ACV fue de casi 29 muertes por cada 100 mil habitantes, según un artículo publicado en la Revista Mexicana de Neurociencias.

Científicos del Centro de Investigación en Imagenología e Instrumentación Médica (CI3M) de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) encontraron un área de oportunidad en la investigación sobre este tópico, ya que el daño puede prevenirse durante las primeras tres horas después de haberse producido un ACV.

Fue así que decidieron crear un dispositivo médico capaz de enviar pulsos magnéticos a través de antenas ubicadas en los conductos auditivos del paciente. “Estos pulsos, que son muy rápidos, logran estimular el nervio facial en el ganglio geniculado. Este nervio regula la parte motora y censora de la cara”, comentó Emilio Sacristán Rock, director del CI3M.

El nervio facial también regula la vaso concepción de las arterias cerebrales. Mediante la estimulación repetida y no invasiva de este nervio con pulsos electromagnéticos, las arterias del cerebro se relajan, logrando un efecto vasodilatador. El grupo de expertos demostró experimentalmente que este método puede ser útil para el tratamiento de emergencia de pacientes que sufren un accidente cerebrovascular.

En pruebas con animales, el daño cerebral se redujo del 21 por ciento a solo el tres por ciento usando este método. Entonces, es posible salvar una gran parte del cerebro si se estimula electromagnéticamente.

La idea es usar esta tecnología como tratamiento de emergencia y, desde el año pasado, los investigadores comenzaron a experimentar con la metodología en humanos. Los ensayos se están concretando en el Instituto Nacional de Neurología (INN), específicamente con pacientes que sufren vaso espasmos, un tipo de infarto cerebral en donde las arterias se cierran y reducen el flujo de sangre hacia el cerebro. “Los resultados de esta experimentación en humanos han sido espectaculares“, destacó Sacristán Rock.

Hasta el momento, todos los pacientes en el ensayo han respondido bien a la estimulación y no se han registrado efectos secundarios duraderos, es decir, una vez que la estimulación finaliza no produce dolor o malestar. Asimismo, el dispositivo ya tiene permiso de uso en los Estados Unidos.

Ahora, los científicos están desarrollando la próxima versión del aparato para que pueda utilizarse en el departamento de emergencia de un hospital. Ya tienen los fondos para comenzar su fabricación, debido a sus resultados prometedores y a que es una metodología muy nueva y diferente.

Sacristán Rock también planea crear un dispositivo que pueda usarse en ambulancias para pacientes que están experimentando síntomas de un ACV y sean tratados rápidamente, pues con aproximadamente dos minutos de estimulación mejoraría significativamente su flujo de sangre al cerebro.

“El cerebro tiene mucho de lo que llamamos flujo colateral, es decir, las arterias están interconectadas. Esto significa que aunque haya un coágulo o un tapón en alguna parte en una de las arterias, al haber más flujo sanguíneo se puede salvar una gran parte del cerebro en un evento vascular cerebral“, subrayó Sacristán Rock.

“Le llamamos estimulación magnética del nervio facial, se podría parecer un poco a la tecnología que se usa para la estimulación transcraneal pero tiene claras diferencias ya que el nervio que se estimula en nuestro dispositivo es muy profundo, por lo que es otro método de intervención. Esto es algo totalmente nuevo, estamos abriendo todo un nuevo campo de investigación“, concluyó.

Revisar tambien

Descubren en Argentina dinosaurio gigante de más de 200 millones de años

La especie fue bautizada como “Ingenia prima”, y es cerca de tres veces el tamaño ...