Inicio / SALUD / Descubren que consumo excesivo de alcohol durante la adolescencia afecta la memoria de trabajo

Descubren que consumo excesivo de alcohol durante la adolescencia afecta la memoria de trabajo

Un nuevo estudio concretado por investigadores del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, en Nueva York (Estados Unidos), descubrió que el consumo excesivo de alcohol afecta la memoria de trabajo (estructuras y procesos cerebrales usados para el almacenamiento temporal de información y su elaboración) en el cerebro adolescente. El estudio, realizado en ratones, explica por qué los adolescentes que consumen alcohol en exceso tienen 15 veces más probabilidades de convertirse en alcohólicos durante la edad adulta.

El estudio fue publicado recientemente en la revista Journal of Neuroscience.

“Los cerebros de los adolescentes se encuentran en una etapa de desarrollo que los hace más vulnerables a la adicción al alcohol“, dijo el doctor Neil Harrison, profesor de anestesiología y farmacología del Colegio Vagelos de Médicos y Cirujanos (VP&S) de la Universidad de Columbia, quien investiga los efectos del alcohol en el cerebro. “La pregunta que nos estamos haciendo es: ¿podemos encontrar esos interruptores en el bebedor compulsivo adolescente para que podamos apagarlos?”

Otros científicos han analizado la neurociencia del consumo excesivo de alcohol intoxicando a ratones mediante la inhalación de vapor o la inyección de alcohol. El doctor Michael Salling, profesor asistente de anestesiología en VP&S, y su equipo, están adoptando un enfoque diferente, permitiendo que los ratones beban voluntariamente.

“Los atajos son útiles para que los animales beban, pero estos modelos no se parecen a cómo se desarrolla la bebida en los humanos“, comentó Harrison. En el enfoque de Salling, los ratones tienen acceso al alcohol cada dos días durante un período en su desarrollo que es equivalente a la adolescencia humana. “Algunos de los ratones beben con avidez y muy poco, lo que es paralelo a la experiencia humana“.

Las consecuencias del consumo excesivo de alcohol en ratones adolescentes también son similares a los efectos en humanos. A medida que los ratones se convierten en adultos jóvenes, aquellos que bebieron mucho en su juventud adoptan patrones de consumo que a menudo se ven en los seres humanos.

“Frecuentemente, los ratones beben bastante tan pronto como se les proporciona el alcohol“, indicó Salling. “Este comportamiento, llamado de carga frontal, con frecuencia está presente en personas que luego desarrollan un trastorno por consumo de alcohol“.

Los cambios más notables que vieron los investigadores aparecieron en las neuronas de los ratones equivalentes a las de la corteza prefrontal humana (CPF), que participa en la planificación de acciones mediante la supresión de respuestas inadecuadas y el mantenimiento de la memoria de trabajo (que rige la memoria a muy corto plazo) y la atención. El área no madura por completo en las personas hasta los 20 años.

En los ratones bebedores compulsivos, ciertas neuronas de la CPF fueron menos capaces de generar actividad persistente, y estos cambios parecen perjudicar la memoria de trabajo. Este hallazgo es consistente con estudios de imágenes que muestran una disminución de la actividad de reposo en la CPF de alcohólicos y bebedores compulsivos.

“Estos hallazgos pueden ayudar a explicar por qué los bebedores compulsivos adolescentes humanos tienen problemas de memoria“, refirió Salling, “pero también sugieren que hay formas de intervenir“.

Harrison y Salling descubrieron que el consumo excesivo de alcohol alteraba la excitabilidad de las neuronas al interferir con los canales que permiten que los iones fluyan hacia las mismas.

“Dirigirse a estos canales puede restaurar patrones normales de actividad en la CPF y mejorar la memoria de trabajo“, apuntó Harrison, quien agregó que los estudios neurobiológicos como este son necesarios para desarrollar nuevos tratamientos para los trastornos por consumo de alcohol.

“La mayoría de los adultos con trastornos por consumo de alcohol comienzan su consumo excesivo de alcohol en la adolescencia. Si esperamos encontrar formas de prevenir o tratar estos trastornos, es fundamental que comprendamos no solo los factores sociales y ambientales que contribuyen al consumo excesivo de alcohol, sino también los cambios que ocurren en el cerebro que conducen a la adicción al alcohol“, concluyó.

 

Vía: Columbia University Irving Medical Center

Revisar tambien

Pide SSO extremar medidas por frío

Oaxaca de Juárez, Oax.- Ante la presencia del frente frío número 10 en la entidad, ...