Inicio / DEPORTES / Todo un equipo de la NFL boicoteó el himno… menos un jugador español

Todo un equipo de la NFL boicoteó el himno… menos un jugador español

Se viven tiempos de mucha tensión en la NFL, la principal competición de fútbol americano en los Estados Unidos. En la mayor potencia mundial es costumbre que antes de empezar los partidos de su deporte favorito se interprete el himno nacional y todos los presentes, desde los competidores hasta el último espectador en la grada, lo escuchen demostrando su respeto en posición de firmes y con la mano en el corazón. Sin embargo, desde hace un año hay jugadores que optan por arrodillarse a modo de protesta por lo que consideran trato injusto que reciben algunas minorías raciales, particularmente los negros, sobre todo en forma de abusos y violencia policial.

Se considera a Colin Kaepernick, que fuera quarterback de los San Francisco 49ers y hoy está sin equipo (posiblemente en represalia), como iniciador de este hábito al que se han sumado muchos footballers de todos los equipos. Hasta ahora el público aceptaba la situación con mayor o menor agrado según la ideología de cada uno, pero el pasado fin de semana ni más ni menos que el presidente del país, Donald Trump, se encargó de echar más leña al fuego. A través de su Twitter afirmó que los jugadores que se arrodillan deberían ser despedidos y que los aficionados deberían boicotear la competición, alegando que esta actitud “es una falta de respeto”.

Era de esperar que la reacción de la NFL y de sus jugadores no iba a ser positiva. Se han redoblado las protestas, con casos extremos como el de los Pittsburgh Steelers. Los integrantes de la plantilla fueron un paso más allá antes de su partido contra los Chicago Bears y no es que se arrodillaran durante el himno, sino que optaron por ni siquiera saltar al campo para la ceremonia y quedarse en el vestuario del estadio Soldier Field.

Sin embargo, hubo una excepción… y la protagonizó un español. Se trata de Alejandro Villanueva, que juega en la posición de tackle ofensivo y fue el único en saltar al césped y escuchar el himno con la actitud respetuosa que demandan las autoridades norteamericanas. Y no fue por falta de compañerismo, sino por su pasado: Villanueva, hijo de españoles pero nacido en 1988 en el estado de Misisipi y ciudadano de ambas naciones, tuvo una carrera militar en el ejército estadounidense antes de dedicarse al deporte. De hecho, alcanzó el rango de capitán y llegó a participar en operaciones militares en Afganistán, donde fue condecorado varias veces por méritos de guerra.

El gesto de Villanueva ha sido bastante bien recibido en parte de la opinión pública del país, hasta el punto de que, de repente, la camiseta con su nombre y el número 78 se ha convertido en la sexta más vendida de toda la NFL. No obstante, no parece que sea suficiente para frenar las protestas, ya que el colectivo de jugadores sigue indignado con la actitud de Trump. En cuanto al partido, parece que el gesto pasó factura a los Steelers, ya que salieron derrotados de Chicago por 23 a 17.

Revisar tambien

Eligen al Olympique de Lyon como el mejor equipo femenil del mundo

El cuadro francés lidera la lista de los mejores, donde los clubes mexicanos de Tigres ...