Inicio / OPINIÓN / Debilidades

Debilidades

Opinión-colorÁguila o Sol

De: Prof. Monjardín

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto es débil en la toma de decisiones, no cumple con su palabra ni con la Constitución, y reacciona al chantaje de manifestaciones de encapuchados y profesores que, al grito de “Ayotzi… Vive”, han echado para atrás una de las llamadas reformas transformadoras. El anuncio de la suspensión de la evaluación a los profesores, que era la piedra angular, es un ejemplo de lo anterior. Los que saben de comunicación explican que las malas noticias se comunican los viernes por la tarde o noche, y así fue.

El 1 de diciembre de 2012, el presidente Peña explicó en Palacio Nacional los 13 ejes de su administración. Emotivamente, mencionó en 13 ocasiones a la educación. En su séptima decisión —como le llamó— comentó: “ha llegado el momento de la reforma educativa. Una nación basa su desarrollo en la educación (…) ésta es la razón por la que corresponde al Estado la rectoría de la política educativa”. Uno de los momentos en los que recibió más aplausos fue cuando leyó: “Esta reforma también incluye la creación del Sistema Nacional de Evaluación Educativa, que identificará, de manera objetiva las necesidades de mejora de maestros, directores, supervisores, escuelas y autoridades”.

La Real Academia de la Lengua Española define decisión como “determinación, resolución que se toma o se da en una cosa dudosa”, y como “firmeza de carácter”. Sin embargo, hace justamente ocho días la SEP informó, a través de un comunicado, su decisión de suspender indefinidamente los procesos de evaluación para ingreso, promoción y permanencia en educación, lo que refuta la idea de que haya existido decisión o compromiso presidencial, pese a que fue eje central de su campaña.

Un día después del comunicado, The Wall Street Journal calificó la medida como una decisión para que los maestros no cumplieran su amenaza de boicotear las elecciones. En abril de 2013, el mismo periódico advirtió que las huelgas de profesores del estado de Guerrero representarían el primer gran reto a las reformas emprendidas.

Esta decisión evidenció cómo los poderes fácticos derrotaron a la SEP y mostraron la debilidad del gobierno. Se especuló que la negociación —por así llamarla— fue que el magisterio permitiera la instalación de casillas el domingo 7 de junio. Sin embargo, a partir de su primera victoria, los profesores demandan la suspensión definitiva de la evaluación. Las protestas se han agravado y, de acuerdo con Rubén Núñez, líder de la Sección 22 del SNTE, “el acuerdo es realizar un boicot a las elecciones”.

El martes 2 de junio, integrantes de la Sección 22 expulsaron a elementos del Ejército que resguardaban boletas electorales en juntas distritales del INE en la capital del estado y otros tres municipios estratégicos de la entidad. Para La Jornada –igual que para Publimetro y Récord–, la salida de Blatter de la FIFA tuvo más importancia que las imágenes en las que se ve cómo grupos disidentes corren a los militares.

En su discurso de toma de posesión el presidente Peña comentó: “México es un país joven y de jóvenes, quienes muchas veces ven frustradas sus aspiraciones por no tener medios para prepararse, por tener, o por no tener, una educación de calidad”. A lo que agregaría que esas aspiraciones se ven frustradas por no tener un gobierno fuerte, que elude la firmeza y reacciona a los chantajes de los opositores.

Esto puede ser un precedente que pueden utilizar oficinistas y empresarios, quienes han sido los principales afectados por la reforma fiscal. Hasta ahora han visto —y podrían corroborarlo— que cerrar autopistas y aeropuertos, tomar casetas de cobro en autopistas, quemar institutos electorales y promover un boicot electoral pueden ser una ruta segura para lograr que se dé marcha atrás a las reformas estructurales. Sé que estoy sonando apocalíptico; sin embargo, es una pena que el gobierno acepte los chantajes.

Habrà cambios

Los resultados de la jornada electoral del próximo domingo marcarán la pauta para la realización de cambios en el equipo nacional para enfrentar la segunda parte del partido.

Los cambios obedecerán a tres motivos: a la sucesión presidencial, a la necesidad de entregar premios de consolación a algunos priistas que declinaron a sus aspiraciones en aras de la unidad, y a la ineficacia de algunos funcionarios.

La renovación de la dirigencia nacional del PRI, uno de los movimientos clave que tendrá que realizar el presidente Enrique Peña Nieto con la mira en la sucesión, podría estar ligada a los cambios en el gabinete.

El Presidente necesita en el PRI a un buen operador político que además le sea absolutamente leal. Ese personaje podría ser el actual secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Con un movimiento así, el Presidente justificaría un relevo en la Secretaría de Gobernación, cuyo titular no ha sido capaz de frenar la inseguridad ni de evitar los actos de ingobernabilidad y sabotaje, como los que realizaron normalistas después de los hechos de Iguala y los que realizan desde hace varios días maestros de la CNTE.

El PRI debe entregar premios de consolación, algunos ya pactados de antemano, a varios de los aspirantes a la candidatura al gobierno de Nuevo León,  los cuales aceptaron declinar para que la candidata de unidad fuera Ivonne Álvarez.

El cumplimiento de esos pactos podría provocar cambios en la Sedesol, dependencia para la cual se menciona a la senadora Cristina Díaz, y en algunos organismos del gabinete ampliado.

Otra secretaría en donde un relevo suena hasta lógico es en la SEP, cuyo titular, Emilio Chuayffet, está entrampado con la suspensión de la evaluación docente.

A Chuayffet ya se le daba por muerto desde la anterior jornada de protestas violentas de la CNTE, relacionadas precisamente con la reforma educativa, pero al parecer el presidente decidió en ese entonces aguantar el cambio.

Entre integrantes del gabinete hay severas pugnas, al grado de que una corriente presiona para que haya cambios en la Secretaría de Hacienda, con el argumento de que el país se encuentra muy lejos de las expectativas de crecimiento económico.

Un eventual cambio en esa secretaría estaría lleno de significados, relacionados especialmente con la sucesión.

Habrá que estar atentos al momento en que el director técnico del equipo nacional anuncie los cambios.

Voto razonado y de confianza

Durante 45 días, candidatos de 10 institutos políticos presentaron sus mejores argumentos, sentando las bases de sus propuestas de campaña para intentar ganar un voto de confianza de los posibles votantes; rompiendo con los principios del voto duro y del corporativismo, basándose en una figura de nuevas expectativas, con jornadas presenciales y digitales, las cuales no han jugado un papel primordial en los electores.

El impacto de las redes sociales, dirigidas a votantes primerizos y electores con experiencia en las urnas, los cuales tuvieron la oportunidad de conocer con sólo un click, el trabajo y las estrategias que propusieron los candidatos para alcanzar su objetivo, también se supondría que el resultado de la elección sería diferente a comicios anteriores, de acuerdo a la cantidad de información, pretendiendo crear una nueva conciencia del voto razonado.

Lo anterior no ha logrado que las personas otorguen su confianza a individuos más que a partidos, lo que sugiere que la manera de hacer política debe ser un ejercicio ahora más que nunca responsable y comprometido en ambas vías.

Revisar tambien

Zedillo, ‘chapulín fifí’ que brincó a empresa vinculada a gobierno: López Obrador

Agencias/El Presidente pidió que se apruebe la ley de austeridad que impedirá a funcionarios trabajar ...