Inicio / CULTURA / Impulsa TequiOax Cultura del patrimonio en Ocotlán

Impulsa TequiOax Cultura del patrimonio en Ocotlán

 

Oaxaca.– Ante la destrucción del patrimonio material e inmaterial en los Valles Centrales, las arquitectas Minerva Reyes Aguilar y Flor Cantón, integrantes del Grupo interdisciplinario TequioOax, en una labor callada pero efectiva están integrando en Ocotlán de Morelos las brigadas infantiles “Vigías del patrimonio”, además de rescatar el centro de esa población.

Al respecto, la Arquitecta Reyes Aguilar, comentó que ese programa inició hace aproximadamente seis meses como parte de las Acciones Prioritarias inmediatas (API´s) del Taller Internacional sobre la Revitalización de Centros Históricos para América Latina y el Caribe (Sirchal), del que ambas profesionistas impulsan de manera ejemplar en esta capital como ahora en Ocotlán.

Explicó de su labor en esa localidad de los Valles que el objetivo dijo es que en primer lugar están implementando el programa “Vigías del patrimonio” dirigido a los niños con el fin de que reconozcan cuales son los valores del patrimonio material e inmaterial de Ocotlán.

“Nos hemos encontrado con que hay una destrucción terrible del Patrimonio. Ocotlán que es un centro histórico que nace a raíz de la colonización con un acento español, su arquitectura es vernácula tradicional pero lamentablemente en el último año se han demolido casas, se han perdido vestigios importantes de ese patrimonio, además de que se está transformando ese centro histórico por el interés comercial que está dominando”.

Por lo que, reconoce que uno de los puntos fundamentales es que los niños desconocen en donde radica el valor patrimonial y aunque conviven con él, pues han vivido en casas de adobe, han jugado en patios o corredores, también han sido testigos de cómo se desmantelan los techos de tejas y se han cambiado por materiales industrializados.

“Este taller de “Vigías del patrimonio” busca elementalmente que ellos se sientan orgullosos de lo que tienen, que puedan respirar y percibir el olor de café, del chocolate, de los colores, del mercado, así como de la gran diversidad y flora y fauna que existe en la región, de monumentos edificados en el siglo XVI”.

Comparte que un ejercicio que les ha sorprendido es cuando los niños se paran frente al mural que pintó Rodolfo Morales en el salón de cabildos y reconocen que es Ocotlán a través de los colores del maestro, con lo que se habré una dinámica con los pequeños donde preguntan, interactúan, se identifican y toman conciencia que es a través de ellos como podemos preservar ese patrimonio”.

En ese taller, explicó, los niños, por ejemplo juegan en el patio del ex convento de Santo Domingo, donde en el piso pintan lo que ven, hacen un recorrido al centro histórico de Ocotlán y terminan realizando un monumento con materiales reciclados.

“Se busca que le den la dimensión del ancho y de la altura a sus obras en relación al monumento histórico construido de piedra y adobe, que se admiren de las alturas, de los colores, para sentirse orgullosos de lo que tienen”.

Al rescate del Centro Histórico

Además ambas arquitectas trabajan en otro proyecto, el rescate del Centro Histórico de Ocotlán. “Este proyecto de TequioOax, es la parte de participación ciudadana a partir del acercamiento con los propietarios de locales y casas habitación estamos propiciando que a través del tequio y la colecta de materiales, podamos ir haciendo un remozamiento de los arcos de los portales del centro histórico, pues hoy están alterados y pintados con colores publicitarios que hacen un desorden”.

El propósito, dijo, es que estos poseedores adquieran un orgullo y respeto por lo que tienen, y lanza una profunda reflexión civil: “Las autoridades, los reglamentos, las prohibiciones, las sanciones, no lo hacen absolutamente todo, por lo que se está propiciando el involucramiento y responsabilidad de los ciudadanos como una iniciativa de TequioOax, del apoyo de la Fundación Rodolfo Morales y el respaldo de la autoridad municipal”.

Asimismo comentó: “El maestro Morales hizo una gran aportación a Ocotlán, dígase en el rescate de monumentos históricos como es el ex convento de Santo Domingo o bien, plasmando su paleta de colores que le vino a dar un toque especial a todo el Valle de Ocotlán, como se puede ver desde Coyotepec a San Pedro Taviche o Chichicapam, las iglesias y muchos palacios municipales están pintados con la paleta del maestro Morales”.

Por ello, informó que se está retomando esa paleta de colores para darle de nuevo a ese Centro Histórico la identidad que en su momento lució a nivel internacional con el aporte del maestro Morales.

 

Fortino Torrentera.

Revisar tambien

Así quedó ‘El Caballito’ tras su restauración

Después de tres años y nueve meses, la escultura ecuestre de Carlos IV volvió a ...