Inicio / TECNOLOGÍA / Crean en UNAM potente molécula para tratar infecciones por hongos

Crean en UNAM potente molécula para tratar infecciones por hongos

Investigadores del Instituto de Ciencias Físicas (ICF) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y académicos de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) y del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (CINVESTAV) del IPN, crearon una molécula derivada de la Anfotericina B. La nueva molécula, llamada “A21”, es más potente que el citado antibiótico para combatir las enfermedades causadas por hongos, pero con menos toxicidad colateral.

Iván Ortega, investigador del ICF de la UNAM, dijo que se ha demostrado su eficacia en pruebas preclínicas y que actualmente está trabajando con empresas farmacéuticas y autoridades sanitarias, a fin de fabricar el producto con calidad y seguridad farmacéutica y pueda ser probado en humanos.

Tras 15 años de investigación, este es uno de los 13 proyectos que forman parte del Consorcio Nacional de Investigación en Medicina Traslacional e Innovación.

Por su parte Gloria Soberón Chávez, Directora General de Vinculación de la Coordinación de Innovación y Desarrollo de la máxima casa de estudios, destacó que la agencia fue creada en abril entre la UNAM, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) y la Secretaría de Salud Federal.

Su propósito es contribuir con apoyo y recursos para la investigación en salud, que puedan utilizarse para brindar un mejor tratamiento a los pacientes.

Ortega añadió que comenzaron a trabajar con el fármaco Anfotericina B, tratando de entender cómo funcionaba y qué hacía.

“En este esfuerzo terminamos sintetizando una molécula nueva, un derivado que es tan efectivo como la Anfotericina B en el ataque a los hongos, pero mucho menos tóxica a los mamíferos”, apuntó.

La experta detalló que la Anfotericina B, producida por la bacteria Streptomyses nodosus, se ha utilizado terapéuticamente durante mucho tiempo contra enfermedades oportunistas de hongos, comunes en pacientes inmunocomprometidos debido al SIDA o al cáncer. El problema es que al microorganismo no le importa si además de exterminar al hongo, también perjudica a los mamíferos.

Para desarrollar la molécula, Iván Ortega y sus colegas utilizaron estudios de electrofisiología, síntesis orgánica, microbiología y dinámica molecular. Después, investigadores de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza de la UNAM ayudaron a producir mayores cantidades de la molécula para probar su efectividad en estudios preclínicos.

En este sentido, Soberón Chávez subrayó que para acelerar este proceso también se han acercado al Instituto Nacional de Cancerología (INCan).

“La idea es que una vez que se cuente con alguien autorizado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para elaborar el antibiótico, se realicen las pruebas clínicas del medicamento entre pacientes del INCan”, concluyó la especialista.

Revisar tambien

Facebook lanza herramienta para proteger datos de sus usuarios

El objetivo de la red social es “devolver el control” de su información a los ...