Inicio / CIUDAD / Autonomía, herramienta que permite a las mujeres hacer frente a la violencia

Autonomía, herramienta que permite a las mujeres hacer frente a la violencia

 

Durante la ceremonia de clausura de la cuarta generación de la Escuela para la Libertad de las Mujeres, sus participantes dijeron que es un espacio transformador, una estrategia que ayuda a las mujeres a construir su autonomía, considerando ésta como una herramienta que permita que las mujeres sean cada vez más fuertes e independientes para poder hacer frente al contexto de violencia y subordinación continua que las afecta.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca colabora con el proyecto de la Escuela para la Libertad de las Mujeres, el cual enseña a las participantes no sólo a identificar y defenderse de las distintas formas de violencia, sino a visibilizar las diversas agresiones a que las mujeres se enfrentan de forma cotidiana en los espacios públicos, como la escuela y el trabajo, y en los privados, como sus casas, porque la violencia contra las mujeres no está únicamente en las calles.

La Escuela para la Libertad de las Mujeres indicó que busca combatir la desigualdad de poder que afrontan las mujeres, pues ésta provoca que cuando una mujer alza la voz contra la violencia, ella sea objeto de más violencia, señalada, excluida y considerada como una trasgresora del sistema, o como una mujer que quiere dominar y subyugar a los hombres, cuando en realidad el único objetivo que persiguen es que otras como ella puedan tener poder sobre sí mismas, como principio de justicia.

La Escuela señaló que sus integrantes se han apropiado de las herramientas necesarias para visibilizar la injusticia y opresión a la que están expuestas continuamente las mujeres, y enseñan a otras a adueñarse de tales herramientas, pues por desgracia la desigualdad histórica hacia las mujeres ha permitido que aún hoy existan varias de ellas que no son conscientes de su incuestionable derecho a elegir un proyecto de vida.

La Escuela añadió que las mujeres quienes ignoran ese derecho no pueden ejercerlo, porque aún hoy en día son consideradas como “propiedad” de sus esposos o padres.

La Escuela para la Libertad de las Mujeres puntualizó que trabaja para que las mujeres entiendan que sus derechos humanos son irrenunciables, que vivir una vida libre de violencia no es un derecho negociable, que pueden organizarse para protegerse entre ellas, y además permite que ellas entiendan que lucha y vida están irremediablemente ligadas en el caso de las mujeres.

Por ello, indicó la institución, quienes integran el proyecto de la Escuela para la Libertad de las Mujeres no pueden concebir un mundo establecido por relaciones injustas de dominación y subordinación, porque nadie merece vivir controlado y sometido.

La Escuela para la Libertad de las Mujeres proporciona una formación feminista, técnicas de autodefensa, así como talleres sobre actividades que tradicionalmente no son consideradas para las mujeres como electricidad, plomería, albañilería y herrería que al ser combinados permiten que las mujeres participantes se sientan fortalecidas y autónomas.

La Escuela para la Libertad de las Mujeres recalcó que su proyecto necesita ser fortalecido y replicado como respuesta al aumento de la violencia, y como estrategia para combatir la persistente desigualdad que es el caldo de cultivo de la violencia, en una entidad como Oaxaca, donde las cifras de violencia por razones de género crecen desmedidamente, junto con el nivel de crueldad de las agresiones, en un ambiente de impunidad.

La Escuela manifestó que espera contrarrestar, en Oaxaca, el mensaje de terror que se envía a todas cuando una mujer es asesinada, pues el objetivo final de esa clase de acciones es mantener las condiciones de desigualdad de las mujeres; por ello, es relevante el poder transformador de la Escuela, pues permite que las mujeres cambien paradigmas y creencias, impulsando cambios estructurales en la sociedad.

Finalmente, la Escuela para la Libertad de las Mujeres destacó que cuenta con la colaboración de la Defensoría de los Derechos Humanos de Pueblo de Oaxaca, así como con el apoyo de los ayuntamientos de Irún y Ordizia, Solidaridad Internacional, la Asamblea de Mujeres de Vizcaya (entidades del País Vasco), activistas sociales y académicas de Oaxaca, la Ciudad de México y del País Vasco, todas ellas con amplia trayectoria en la lucha por los derechos humanos de las mujeres y la disidencia sexual, desde la docencia y el activismo social de base.

Revisar tambien

Recibe Julieta Famania Ruiz Galardón al Mérito Republicano

Este jueves 16 de noviembre la Red Jóvenes X México llevó a cabo la entrega ...