Inicio / Principales / Científicos de la UAM crean innovador mecanismo para destruir células de cáncer de mama

Científicos de la UAM crean innovador mecanismo para destruir células de cáncer de mama

Después de más de seis años de trabajo, investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Iztapalapa, crearon un mecanismo que utiliza nanopartículas de oro (AuNP) para aumentar la rugosidad de la membrana de las células de cáncer de mama, favoreciendo así la entrada de dichas partículas y la destrucción de estas células cancerosas sin dañar las sanas.

Detrás del avance se encuentran Carlos Lara Cruz y Javier Esteban Jiménez, doctores en Biología Experimental, al igual que los académicos Salazar Pablo Damián Matsumura, Nikola Batina Skeledzija y Eva Ramón Gallegos, quienes obtuvieron el Premio a la Investigación 2017 por dicho logro.

“La incorporación de nanopartículas de oro incrementa la rugosidad de la membrana de las células de cáncer de mama […] Los tratamientos contra esa enfermedad son cada vez más específicos y eficaces gracias al uso de herramientas innovadoras, incluidas las AuNP“, dijeron los autores.

Indicaron que estas pequeñísimas esferas de entre uno y 100 nanómetros (nm) presentan propiedades únicas: alta penetración y nulo rechazo inmunológico, aunque se sabe poco sobre la forma en que interactúan con las membranas plasmáticas de las células cancerosas y las sanas, lo que ha llevado a diseñar tratamientos más específicos.

El proyecto surgió a partir de un estudio multidisciplinario concretado hace más de seis años, cuyo “propósito es atacar el padecimiento desde un punto de vista específico, con el fin de que sólo las células cancerosas mueran”.

Para lograrlo, usaron AuNP de 20 nm en tiempos hasta de una hora, donde midieron el efecto sobre la rugosidad de la membrana plasmática de células de carcinoma mamario humano —línea celular MCF-7— y su incorporación al interior de las mismas, mencionaron los científicos.

Los resultados revelaron que las AuNP provocan que la membrana plasmática de tales células sea más áspera tras 12 horas de incubación, significando que pueden incorporar más partículas en ese tiempo.

Los autores explicaron que las esferas sólidas de oro pueden interactuar con las células enfermas y con las sanas, porque no están recubiertas, pero “lo que demostramos es que al relacionarse con las membranas de las primeras cambian su superficie –topología– debido a que su membrana se vuelve altamente rugosa, en comparación con las no dañadas y, por tanto, la captación es mucho mayor”.

Las AuNP de 20 nm se dirigen al núcleo de la célula cancerosa y, una vez dentro de este, la destruyen, “por lo que no es necesario otro tipo de sustancia química o algo parecido para exterminar el mal, además de que las nanopartículas que no se incorporan salen sin dejar efectos porque el oro es inerte y no inmunogénicamente activo, es decir, el sistema no lo reconoce”, agregaron.

Jiménez Salazar, profesor del Departamento de Biología de la Reproducción y experto en expresión génica, marcadores y señalización molecular, resaltó que estos aportes establecen las bases para el desarrollo de futuras tecnologías que estén particularmente enfocadas en el diseño de fármacos y en la prevención de enfermedades de esta índole.

Lo anterior porque existen medicamentos que de hecho matan a las células de cáncer, pero el problema es la especificidad, debido a que la aplicación de quimioterapia ocasiona daño orgánico de manera inespecífica y, en ese sentido, la indagación establece los fundamentos para la creación de sustancias que ataquen las células tumorales de forma individual, concluyó el experto.

Revisar tambien

Real Madrid tiene en la mira al ‘Chucky’ Lozano

Según un diario portugués, el conjunto blanco está interesado en incorporar a sus filas al ...