Inicio / OPINIÓN / Calidad de la ciudadanía

Calidad de la ciudadanía

 

Opinión-colorÁguila o Sol

De: Prof. Monjardín

Uno de los elementos que obstaculizan el desarrollo de una democracia de calidad, además de la debilidad del estado de derecho, es “la incapacidad de los agentes del sistema para mostrar un comportamiento digno de confianza”.

Ésta es una de las conclusiones a las que arriba el estudio “Informe país sobre la calidad de la ciudadanía en México”, que presentó la autoridad electoral esta semana. Que exista una fuerte crítica social sobre el actuar de los políticos es signo del despertar ciudadano típico de la democracia.

En dicho estudio se señala que el correcto funcionamiento de un sistema democrático depende del acuerdo y del apoyo ciudadano, así como de la influencia que tienen sobre quienes toman las decisiones políticamente significativas. Es la aspiración a la igualdad democrática para que los ciudadanos se integren como actores relevantes de su comunidad.

La tensión permanente entre gobernantes y gobernados produce una ciudadanía articulada en torno al espacio público, en el que la sociedad se hace visible. Desde el ágora ateniense hasta las plazas de las manifestaciones políticas multitudinarias de nuestro tiempo, se puede relatar y comprender la evolución del espacio público  y de los derechos ciudadanos.

En nuestro país, dependiendo de las regiones y de su grado de desarrollo político, se ha desplegado una desigual conciencia ciudadana, como ya había sido demostrado por los estudios clásicos sobre cultura política de Almond y Verba. Sin embargo, se han establecido espacios como la ciudad de México, donde el ámbito público se encuentra abierto a todos, expresando una consistente democratización política y social.

El espacio público es el ámbito principal de la ciudad y de la ciudadanía. Es un espacio físico, pero también simbólico y político que da vida al debate democrático sobre los valores políticos de la convivencia o la ausencia de solidaridad, sobre la justicia social o la desigualdad, sobre la igualdad cívica o el elitismo jerárquico.

La activa presencia ciudadana produce buenas prácticas de gobierno con eficacia, eficiencia y calidad, lo que proporciona legitimidad y define nuevas formas de intervención gubernamental. En el caso de la ciudad de México, la Agencia de Gestión Urbana representa un caso exitoso de buenas prácticas y funcionamiento institucional, caracterizado por una interacción entre distintos niveles, grandes cesiones competenciales y descentralización.

La Agencia de Gestión Urbana ha producido creativas formas de interacción entre administración pública local y sociedad civil que permiten, a su vez, la reapropiación del espacio público por parte de los ciudadanos, mejorando la calidad de vida de la gente y la calidad de la ciudadanía de sus habitantes.

El uso del espacio público es un derecho ciudadano de primer orden, que garantiza en términos de igualdad su apropiación por parte de los diferentes colectivos sociales y culturales, de género y de edad. El derecho al espacio público es, en última instancia, el derecho a ejercer como ciudadano que tienen todos los que viven y que quieren vivir en las ciudades. El poder ciudadano debe hacerse visible en el espacio público para consolidar democracias de calidad.

Remiendos

El parche que el Congreso colocará a la reforma político-electoral entre este jueves y viernes representa una regresión. El PRI y el PRD aprovecharán el buen momento por el que atraviesa su relación para impulsar una contrarreforma que le dé vida a los partidos rémoras.

En la reforma electoral del 2007 se estableció que el partido político que por sí mismo no obtuviera al menos el 2 por ciento de la votación perdería su registro, el derecho a tener legisladores plurinominales y sus prerrogativas.

La reforma político-electoral aprobada apenas en mayo de este 2014 incrementó a 3 por ciento el umbral para mantener el registro y confirmó el principio de que cada partido debe obtener ese mínimo porcentaje por sí mismo. Pero apenas una semana después de que fue aprobada la Ley General de Partidos Políticos, el PRI, el PRD y los satélites de ambos, el PVEM, el PT y el MC, presentaron una iniciativa para dar marcha atrás a esta disposición.El dictamen fue aprobado en tiempo récord y será puesto a consideración del pleno de ambas cámaras del Congreso durante el periodo extraordinario de sesiones.

Desde un inicio, el PAN no estuvo de acuerdo con esta iniciativa y votó en contra del dictamen en comisiones. Ahora el PAN se agarró de esta contrarreforma para chantajear con su retiro de la mesa de negociaciones sobre la reforma energética.

Pero independientemente del chantaje panista, la reforma al artículo 87 de la Ley General de Partidos Políticos sí representa una regresión de siete años, respecto a lo aprobado en la reforma electoral del 2007.

Más allá de los distractores

No son las discusiones por la reforma energética las que se distraen por el condenado futbol. Situaciones como las que privan en Michoacán y en Tamaulipas parecerían haber llegado a su punto de resolución, o al menos eso quieren que pensemos, mientras nos extraviamos en el paraíso de un portero al que, dicen las lenguas viperinas (de víbora, pues) que ya fue contratado por Liverpool y se hará cargo de uno de los departamentos de esta tienda en el Distrito Federal.

El enviado del centro a Michoacán, Alfredo Castillo, aporta cifras de paz increíbles por el panorama que detallan a diario los medios de difusión. Los homicidios dolosos van a la baja, pero muy a la baja si aceptamos los dichos del gobernador en funciones, mientras leemos con lujo de detalles la ejecución de funcionarios municipales y enfrentamientos entre teóricos delincuentes y fuerzas del orden, ciudadanos en armas, militares o policías federales.

Propagan la foto del hijo de Fausto Vallejo con La Tuta. Con ciertos peros. En las reproducciones se aprecia al hijo del mandatario, pero no se distinguen caras del delincuente ni del jefe militar que dicen que estaba presente en ese convivio.

Éste es un asunto que las autoridades tarascas deben aclarar y hacerlo con claridad para que a nadie le quede duda sobre el dictamen final. Curioso que Vallejo antes de viajar a Estados Unidos haya manifestado que su hijo fue “levantado”, pero nunca hubo denuncia alguna.

El secuestro del hijo de un señor que gobierna habla del riesgo latente para los ciudadanos comunes, y resulta más grave que si el muchacho en aras sociales se mezcla con asesinos, cosa que las autoridades no enfrentan porque la mitad de la alta sociedad michoacana participó en esos convivios.

El encarcelamiento de comuneros que bloquearon un entronque carretero, ejemplo de energía de la autoridad, no tiene parangón con los normalistas que retienen un centenar de vehículos que queman sin que Policía, Ejército o Marina tengan aguacates suficientes para imponer la ley; los comuneros se quedarán en el bote y los delincuentes y futuros maestros seguirán obteniendo plazas automáticas como mentores.

Revisar tambien

Zedillo, ‘chapulín fifí’ que brincó a empresa vinculada a gobierno: López Obrador

Agencias/El Presidente pidió que se apruebe la ley de austeridad que impedirá a funcionarios trabajar ...