Inicio / SALUD / Beneficios de cirugía bariátrica permitirían diseñar tratamiento contra la diabetes tipo 2

Beneficios de cirugía bariátrica permitirían diseñar tratamiento contra la diabetes tipo 2

La cirugía bariátrica ha proporcionado durante mucho tiempo beneficios a la salud casi inmediatos para los pacientes con diabetes tipo 2, y un nuevo estudio sobre los motivos que propician su remisión podrían ser la clave para desarrollar alternativas a los medicamentos para la cirugía.

“Una de las cosas que hace la cirugía bariátrica es la remisión de la diabetes tipo 2“, dijo Bethany Cummings, profesora asistente de ciencias biomédicas en la Facultad de Medicina Veterinaria y autora principal del trabajo, publicado recientemente en la revista Cell Reports. “Esto ha dado lugar a un campo dedicado a averiguar cómo exactamente lo hace“.

Existen varios tipos de cirugía bariátrica, cada uno de los cuales reduce el tamaño del estómago de alguna manera. La investigación de Cummings se centró en la gastrectomía en manga vertical, en la cual el estómago se reconfigura como un tubo. Su artículo es el primero de su clase en ser específico de tejido e inducible, lo que significa que el modelo de ratón de su laboratorio no contiene variables genéticas que puedan generar errores en los resultados.

La diabetes tipo 2 se desarrolla debido a dos problemas: la disfunción de los islotes en el páncreas y la resistencia a la insulina que generalmente se asocia con la obesidad. Los islotes pancreáticos producen hormonas importantes para el cuerpo, incluida la insulina. Si no funcionan correctamente, la insulina no puede sacar la glucosa de la sangre.

“El cambio de pre-diabético a diabético se reduce al islote“, dijo Darline Garibay, primer autor del estudio y estudiante graduado en el laboratorio de Cummings.

Los islotes comprenden un delicado equilibrio de células alfa y células beta. Las células alfa producen la hormona glucagón, que empuja la glucosa hacia la sangre y promueve la diabetes tipo 2, y las células beta producen insulina, que empuja la glucosa fuera de la sangre y protege contra la diabetes tipo 2. Cuando un islote pancreático funciona normalmente, secreta ambas hormonas en el torrente sanguíneo. Con la diabetes tipo 2, el islote funciona de manera anormal y no puede expulsar suficiente insulina, por lo que el flujo sanguíneo se satura con exceso de glucosa y no tiene nada que lo equilibre.

Las células beta reciben ayuda para producir insulina a partir de la hormona péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1), que se cree sólo se produce en el intestino, y no en el páncreas. Las células alfa generalmente producen glucagón, pero pueden producir GLP-1 en su lugar, aunque se desconoce una forma de controlar esta vía importante.

Dado que los números de GLP-1 aumentan dramáticamente en la sangre después de una cirugía bariátrica, el grupo de expertos liderado por Cummings se centró en la señalización del receptor GLP-1 en las mejoras observadas después de la cirugía. Su investigación mostró que la cirugía bariátrica tiene un efecto sorprendente: aumentar la expresión de GLP-1 en la célula alfa. También descubrieron que la presencia de un receptor de GLP-1 en la célula beta aumentaba la presencia de la hormona GLP-1 en la célula alfa, lo que esencialmente cambia su identidad, pasando de ser una célula que promueve la diabetes a una célula que puede combatirla. El laboratorio de Cummings cree que se trata de un proceso paracrino, es decir, que existe un factor desconocido secretado por la célula beta que envía señales a nivel local para convencer a la célula alfa de que deje de producir glucagón y cambie a GLP-1.

Ninguna cantidad peligrosa de glucosa en el torrente sanguíneo significa que no hay diabetes tipo 2.

“Básicamente, existe una manera de cambiar la célula alfa para que no produzca una hormona mala y en su lugar produzca una hormona buena“, comentó Cummings, aunque no recomienda que la gente se apresure a someterse a una cirugía bariátrica solo por estos efectos, pues puede ser riesgosa y costosa.

Para avanzar en esta investigación sobre GLP-1, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos otorgó al Laboratorio de Cummings una subvención para descubrir qué factor o factores pueden actuar para cambiar lo que producen las células alfa.

“El objetivo final aquí es definir cómo funciona la cirugía, para que podamos desarrollar un medicamento que imite el efecto del procedimiento. Desarrollar tal medicamento evitará el riesgo y los gastos de la cirugía bariátrica para que los beneficios de esta cirugía estén más ampliamente disponibles“, concluyó Cummings.

 

Vía: EurekAlert! – American Association for the Advancement of Science

Revisar tambien

IMSS: hematomas sin razón pueden deberse a problemas serios de salud

La aparición de hematomas o moretones puede ser normal en algunas personas y es algo ...