Inicio / OPINIÓN / Atención urgente

Atención urgente

Opinión-colorErick Zúñiga

¿Es posible que se haya reducido la pobreza en los últimos dos años? La pregunta es crucial para un país cuyos lastres históricos se encuentran en tres dimensiones: la marginación, que tiene una expresión territorial; la pobreza, una característica relativa a los individuos y; la desigualdad, la cual se expresa estructuralmente a través de los mecanismos históricos de distribución inequitativa de la riqueza.

La medición multidimensional de la pobreza que el Coneval, por mandato de la Ley General de Desarrollo Social, nos dice que es pobre quien tiene ingresos por debajo de la línea del bienestar, y que simultáneamente es vulnerable por al  menos una carencia social.

A fin de llevar a cabo tal medición, el Coneval utiliza los resultados de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH), y específicamente de su  Módulo de Condiciones Socioeconómicas (MCS), la cual se levanta cada dos años entre los meses de agosto y noviembre; es decir, para el caso del 2014, el levantamiento ya fue llevado a cabo; y de acuerdo con el calendario de difusión del INEGI, los resultados tanto de la ENIGH como del citado MCS, se darán a conocer el día 16 de julio del 2015.

La fecha es relevante porque para entonces ya se conocerán los resultados electorales; es decir, sabremos la nueva composición que tendrá la Cámara de Diputados, así como los resultados de las elecciones de gobernador y presidencias municipales en la mayoría del país.

Lo anterior significa, si queremos continuar avanzando en seriedad en el debate de estos temas, que las nuevas administraciones locales, pero sobre todo el nuevo Congreso, deberán ser sumamente precisos en el análisis y en la discusión de cómo habrán de diseñarse los futuros Presupuestos de Egresos de la Federación, y cómo habrá de llevarse a cabo la glosa del Informe del Ejecutivo Federal con el propósito de evaluar si las políticas sociales y económicas son o no lo suficientemente efectivas como para cambiar la realidad del país en el corto plazo.

Desde esta perspectiva, la pregunta con la que inicia este texto: ¿Es posible que se haya reducido la pobreza en los últimos dos años?, debe ser analizada en términos relativos, tal y como se expone a continuación.

En primer lugar es posible afirmar, con base en los datos disponibles, que sí podría registrarse una reducción de la pobreza entre los años 2012 y 2014. Si nos atenemos a la definición del Coneval, aun con el magro crecimiento en el número de empleos, el nivel de la inflación y la ampliación de la cobertura de varios programas como el Seguro Popular, Prospera y la Cruzada contra el Hambre, el porcentaje de personas que entran en la definición de lo que es “ser pobre” pudo haberse reducido en algún nivel.

Sin embargo, surgen varias cuestiones: 1) de confirmarse una posible reducción, ¿ésta es significativa?; en ese sentido ¿estamos o no avanzando al ritmo que el país requiere, sobre todo considerando las nuevas Metas del desarrollo Sustentable que habrán de signarse el próximo año?Más aún, la ENIGH aporta datos en torno a la desigualdad, en ese sentido ¿hemos iniciado un proceso estructural para revertir las inequidades que nos laceran todos los días?

Adicionalmente, no debe olvidarse que 2015 es año de levantamiento de la llamada Encuesta Intercensal, la cual dará cuenta de qué tanto nos falta por avanzar en el abatimiento de la marginación y las carencias que se tienen tanto en las viviendas como en el acceso a servicios sociales elementales.Como puede verse, el 2015 será un año de una intensidad estadística mayor, en lo que a lo social se refiere; por lo que la ciudadanía debe estar sumamente atenta porque de estos resultados depende la posibilidad o no de plantear nuevas y mejores rutas para el nuevo Estado de bienestar que tanto urge.

Revisar tambien

Zedillo, ‘chapulín fifí’ que brincó a empresa vinculada a gobierno: López Obrador

Agencias/El Presidente pidió que se apruebe la ley de austeridad que impedirá a funcionarios trabajar ...