Inicio / OPINIÓN / Águila o Sol

Águila o Sol

 

Opinión-colorERICK ZUÑIGA

De: Prof. Monjardín

¿Porque la obsesión?

¿Por qué no confiar en los mexicanos? Sin ser xenófobos, lo que es ridículo en este mundo globalizado, tampoco debemos ir al extremo opuesto, como lo estamos haciendo actualmente. Desde el gobierno federal hay una equívoca línea de acción orientada a ofrecer al exterior las amplias oportunidades de inversión y de negocio que tiene nuestro país, mientras que no se estimula el potencial de las fuerzas internas, que son las que deben sacar a México del marasmo económico en que está metido, empujado ahí precisamente por este modelo, pues con la dependencia excesiva en la inversión extranjera se transmiten más fácilmente al interior las fluctuaciones económicas de fuera, se extraen del aparato productivo doméstico importantes recursos en forma de utilidades al exterior; su aportación al empleo no es como se pregona; se privilegia a la inversión foránea con exenciones de impuestos, donaciones de terrenos.

La Cepal detalla en un reciente informe que “la mayor parte de la inversión extranjera directa que llegó a América Latina y el Caribe en los últimos años no creó capacidades productivas que fomentaran la expansión del empleo, mientras que las compañías transnacionales que llegaron a la región remiten a sus países de origen ganancias en montos que representan un peligro de vulnerabilidad financiera.

Y dependemos del extranjero en otros importantes aspectos. No se estimula al productor agrícola nacional y así andamos muy mal en materia de seguridad alimentaria. Se descuida la producción de maíz y otros granos básicos y por lo tanto crecen fuertemente las importaciones de esos productos hasta muchos millones de toneladas al año, lo que significa la erogación de miles de millones de pesos y la pérdida de empleos que se podrían crear en el castigado campo mexicano. La banca pasó a ser preponderantemente foránea. Las aerolíneas extranjeras dominan tres cuartas partes del tráfico aéreo internacional de nuestro país, pero dejamos destruir Mexicana de Aviación. Y ahora se insiste en todo momento que las “reformas estructurales” servirán para detonar un extraordinario ingreso de inversiones extranjeras a México, la energética tan sólo por un monto de hasta 60 mil millones de dólares anuales, y esta canasta de oportunidades se anda ofreciendo por muchos países del mundo.

Mientras, la economía mexicana sigue mantenida en su estado de languidez, ante lo cual solamente se toman melifluas medidas. Esta semana El Banco de México redujo de 3.5 a 3 por ciento la tasa de interés de referencia para el sistema bancario, supuestamente para bajar las tasas de interés en los créditos a los consumidores y así estimular el consumo y la producción de bienes. Pero todos sabemos que esta es una comedia: los bancos llegan a cobrar intereses de más del 50 por ciento en tarjetas de crédito y otros créditos a consumidores; y para los productores no son nada baratos. Y con esta política no se estimula el ahorro interno, pues ahí sí los bancos pagan a los ahorradores intereses cercanos al 3 por ciento, incluso por debajo de la inflación. Sin ahorros internos suficientes no es posible fondear adecuadamente las inversiones productivas necesarias para un crecimiento económico dinámico… y entonces se calcula erróneamente que la solución está en las inversiones extranjeras.

La situación es verdaderamente de emergencia económica y es muy sintomático que incluso altos representantes de la iniciativa privada mexicana multipliquen ahora sus llamados en contra de los privilegios a la inversión extranjera y para que no pierda su carácter de complementaria. Y a favor del contenido nacional en los proyectos de inversión y del fortalecimiento de la demanda y el mercado internos como medio de combatir la actual desaceleración de la economía nacional que provoca muy baja generación de empleos de calidad y la informalidad omnipresente en las ocupaciones.

Revisar tambien

Zedillo, ‘chapulín fifí’ que brincó a empresa vinculada a gobierno: López Obrador

Agencias/El Presidente pidió que se apruebe la ley de austeridad que impedirá a funcionarios trabajar ...